martes, 30 de junio de 2009

San Marcial.


Resulta que hoy es San Marcial. Y el cuñado, y todos los demás. Los listos siempre tocando los cojones. Estoy de los listos, los listillos y listillas. ¡Viva Marcial Ruiz Escribano! ¡Viva Marcial! ¡Y punto!

El espíritu de Pocoyó.


No. No es un sueño de Jim Morrison. Ni la penúltima de Obama. Pocoyó es otro de los nuevos motores de la economía, la nueva atracción de la Bolsa. Y Lula y todos los demás. ¡Demonios!!!

lunes, 29 de junio de 2009

Manos, perros y sangre.


La música tiene muchas virtudes. Las Virtudes. Las virtudes son las de la música. Cuando las necesitas, las tienes. Las necesitas. Y punto. Lo demás es superfluo. El resto es una milonga. Una milonganza.

Sangre y rayos X.


Últimamente no paro de ver más que sangre y rayos X. Hoy he terminado de ver la primera temporada de True Blood. Cuando tenga un rato, juntaré unas letras. Hasta entonces, necesito más tomate frío, sangre, o lo que sea. Y los rayos X, para el técnico de rayos. En fin. Me voy

¿Intangible?

Hay cosas, hechos, momentos que son tangibles. Y por contra también hay intangibles. A mí pasa con tonterías como las entradas de los conciertos, como estas de los Planetas y de Nacho Vegas.
Y esta mañana, en la puerta del ayuntamiento, en el edificio Moneo, he visto esto. El abanico, y no el de las pizzas. En fin, cosas que pasan.

Vivir tranquilamente.


"¿Viste? El partido nazi ganó unas elecciones en Baviera. ¿Los alemanes empezarán todo de nuevo, hasta que otra vez les rompan el coco? ¿Por qué no resuelven convertirse en italianos y vivir tranquilamente?"
Jorge Luis Borges, (Domingo 20 de noviembre de 1966, recogido en Borges, de Adolfo Bioy Casares)

El infierno de cuatro paredes.


Nichos, tumbas, ataúdes. Será por modelos. Como si fuera un piso, una vivienda, una mansión. Hay que elegir. Currículum. Utopía. Y que más da. Ayer me dijo el hombre de la camisa verde, en uno de sus momentos de antilucidez, que seguía en mi jaula de ladrillo rojo. ¿Y tú en que mundo vives? ¿Te interesa? ¿Dónde quieres vivir? ¿Dónde morir? Como buenos muertos en vidas, vivimos cada momento como el penúltimo, escalera arriba, escalera abajo, alquiler e hipoteca. La divinidad de creerte una mentira. La divinidad de las paredes rotas. Y todo lo demás.

domingo, 28 de junio de 2009

Si todo fuera tan fácil...


...la vida sería como esta canción.

¿Tienes pasado?


Dice Luis Ramiro en esta canción que el "pasado es un catarro en la conciencia". Y a veces, una hepatitis C. Pero que no pare la fiesta. Que siga la gran mentira. Porque, a fin de cuentas, sumando y restando, todo es cuestión de cansancio. De cansancio de todo tipo.

¿Qué piensas de las adicciones?


Como todo es mentira, debemos prestar atención. Mucha atención.

sábado, 27 de junio de 2009

Borges, Cansinos y todo lo demás.

Pues eso. Que hoy toca la ceguera de Borges y la lección de don Manuel.

Ver gente fea...


He visto el video en No recomendable y lo flipaba en rayos X. Qué disparate. Y se quedan tan felices. Los fines de semana y la chusma. La chusma y la gente fea, y los mal vestidos y todo lo demás.

¿Quieres sangre?


Cada día más enganchado a Wilco. En mi pelo, en mi ropa en el río. Y no vale huir. De nada vale huir. Estás aquí y allí, y en todas parte.
Sangre en mi sofá.
Sangre en el fregadero.
Sangre en el maletero.

La contradicción está en mí.


Estoy bien con lo poco que das
Estoy bien no es una indirecta
Soy yo la contradicción.

viernes, 26 de junio de 2009

¿Pero Franco no era un dictador?


Y los programas de Nieves Herreros y los de Sánchez-Dragó.
Y la muerte nunca atiende a la razón.

Número 5.

La hemos jodido. Vaya cara de Ricky Rubio. Esto parecía un puto funeral. Y, encima, en el número 6, cogen los Wolves a otro base, un tal John Flynn. Otra putada más. ¿Para esto me quedo yo hasta estas horas? En fin, es lo que hay.

Una de crisantemos.


No sé muy bien el hecho del maltrato. Del maltrato del crisantemo. Que si el día de los Santos, que si el día de difuntos. Milongas. Todo son milongas. El crisantemo debe de ser reivindicado. Yo he plantado crisantemos. Yo he regado crisantemos. Hablo de esto porque acabo de volver a ver Fuga de Alcatraz. Qué gran película. Y que putada para el que se queda allí. Qué putada. Aunque para putadas, la bajada de pantalones de nuestros políticos. De casi todos. Tenemos lo que nos merecemos.

jueves, 25 de junio de 2009

Shaq. Siempre Shaq.


Shaq y Lebron. Lebron y Shaq. ¿El último intento de Lebron James en Cleveland para ganar el anillo de la NBA? Nunca se sabe. En Miami, al pivot, le salió bien. Y obtuvo su cuarto anillo. Podría ser el primero de Lebron. El video lo he visto en ArchivosNba y he tenido que ponerlo. Menudas flexiones. En fin, coger, y gritar, y todo lo demás. Que tengan suerte. Esto es como las películas de detectives. Una pareja peculiar. Con el buen rollo que hay en los Cavs, lo de Shaq puede ser la leche. Esperaremos, que ya falta menos para Noviembre. Que vuelva el basket. Y esta noche, por si a alguien le interesa, hay Draft. Adiós y duermevela.

El arte de lo posible.


Los políticos se retratan a todas horas. Literalmente. En las presentaciones, cuando asfaltan una calle y cuando van a la tele. Y, casualmente, la mayoría son tertulianos. Y la tertulia, con un político, generalmente, se va a tomar viento fresco. Yo los mandaba a todos al paro. Ni ley de las Diez Tablas, ni ley de las Doce tablas, ni historias. Porque todo es mentira. Los políticos de ahora tienen menos argumentos que una teleserie iraní. Pero es lo que nos merecemos. Nos merecemos este infierno, estos desertores de la tiza y del andamio, porque todo es mentira.
El video que he visto en La Huella Digital lo deja suficientemente claro.
¿Para qué quieres argumentos en el siglo XXI?

Soy un pobre granaíno.

Se acaba el curso.


4 días y adiós muy buenas. No sé si es bueno o malo que se acabe. Veremos que pasa.

miércoles, 24 de junio de 2009


Never, never, never. 5 son suficientes. De par en par, como en el golf. Hablando de golf. Eagle. Menudo eagle.

¿Escarmiento?


¿15 tacos? ¿Dónde vamos a llegar? ¿Y quién interpreta la ley? La ley no existe. Existen interpretaciones de la ley.

martes, 23 de junio de 2009

Sangre fresca.


"Un gintonic siempre sabe a gintonic. Da igual donde te lo tomes". Ese ángel telepático que es Anna Paquin en True Blood. Y que razón tiene. Salvo que te metan garrafón, claro está. Pero ella juega con ventaja. Telepática, por supuesto. Pues eso, un amor.

lunes, 22 de junio de 2009

Otra copa, por favor.


"Un par de copitas con los amigos de tarde en tarde, o sea, todas las tardes". Como tiene que ser. ¿O es que esperas otra cosa del siglo XXI? ¿O es la máquina del tiempo lo quieres reinventar?. Déjate de milongas, que no hay tiempo. Los hígados púberes y todo lo demás. Genial, como siempre. Lo demás es gente abollada. Y punto.

Sangre fácil.


"Morir en la guerra no tiene nada de glorioso. Chavales muertos de hambre que se mataban para que los ricos siguieran siendo ricos". Sabias palabras escuchadas en True Blood. Desde Déjame entrar he cambiado. He cambiado. Y no sólo la versión de La Caja del Diablo de Los Planetas. Todo se ve de otra forma, no sólo la Mercromina y el Betadine, y el alcohol, y el agua oxígenada. Y todo lo demás. En fin. Pero son muchos los muertos. Demasiados.

No, no, no.


He visto el video en Criando Cuervos. El Siglo XXI. Y siguen pasando estas cosas. De traca. Así le va al mundo árabe. ¿Silencio? Lo que pasa es que canta demasiado.
Aunque no todo va a ser malo. En algunos sitios, algo si que está cambiando en el 2009.
Pues eso, no, no, no.

Cerca del sol.


Concierto de Cooper en el Murcia parque y no me han picado los mosquitos. Pero no ha tocado ninguna de Los Flechazos. Vaya un puto negocio. ¿Pero esto que es lo que es? ¿Se puede vivir del pasado? Yo creo que sí, porque la primera mitad de los noventa han sido los mejores años. Lo demás ha sido una puta caricatura. Un chiste de mal gusto. En fin. Que lo mejor ha sido estar un rato con Eme, con el Baquero, con Marcos y con una compi de guardia de Alquerías. Y hablando de Alquerías, ayer debutó un exalumno con el Real Murcia, don Mario. Que le vaya bien, don Mario, aunque ya no vaya a clase con la camiseta del Barcelona. Joder, como pasa el tiempo. Para que veas.

domingo, 21 de junio de 2009

G de gilipollas.


"Si ser pijo se pega, yo me vacuno mañana". Que grandes.

Bebetinto es rosa.

Dona tus riñones.


Llevaba, literalmente, un capazo de años sin reirme tanto. Hacía años. Y esta obra maestra de Antón Reixa y sus secuaces de Os resentidos. Galica canibal. Bestial, genial. Obra maestra. Y punto. Y el puto sol molestando.

La morsa sigue siendo Pablo.


Pero son espectaculares. The Beatles al poder.

La página 161.

No soy mucho de estas cosas, pero como lo pide Mar, le haré caso. Abrir la página 161 del libro más cercano, y copiar la quinta frase completa. Ahora estoy con En el camino, de Kerouac. La frase es la siguiente: "La línea blanca del centro de la autopista desenrolla siempre abrazada a nuestro neumático delantero izquierdo como si tuviera pegada a sus estrías". Este es un libro un tanto peculiar. La vida, los bandazos y todo lo demás. El que quiera que repita la acción.

¿Qué reloj brilla más?


Y, encima, se ríen de los Clippers. De los Clippers. En fin, es lo que toca. A favor de viento es muy fácil hacer bromitas.

Estoy jodido.

No es la versión de Los Nikis.


Vaya una puta mierda. Nos han engañado. Nos han tomado el pelo. Totalmente. A ver si empieza ya a llover de verdad. Lo demás, milongas. Y gintonics. Y punto

sábado, 20 de junio de 2009

Autobús.

No se trata de hacer un análisis en plan Einstein. ¿Era Albert Einstein? Bueno, lo que sea. El tipo de las patentes. El mismo. No. No se trata de eso. Se trata de otra cosa. Sin mariposas. Se trata de autobuses. Del análisis de los autobuses. Del 26. Del 61. Del 58. Del 44. Y de todos ellos. ¿Cuántos años he pasado dentro de un autobús? Ahí, justamente ahí, es donde debería aparecer Einstein. Y no torturarme tanto.

Empecé a coger el autobús de manera sistemática, con anterioridad era solo circunstancial, en septiembre de 1991. Parece que fue ayer. Aunque ayer no fue. Ayer entré en ocho autobuses. Si hiciéramos una media de dos autobuses al día, estaríamos hablando de unos nueve años, casi siete mil días. Y haciendo un resumen en plan 4º de la Eso, sí de la Eso, nos lleva a unos 138700 minutos, porque aproximadamente tardo veinte minutos en cada viaje si no hay mucho atasco. 20 minutos para tres kilómetros. Vaya una puta mierda. Y casi 2400 horas metido en un autobús. Es decir, he pasado 97 días de mi existencia en un autobús. Y no precisamente vacío.

Ayer, el primero a los ocho y cuarto de la mañana. El último, a las 3 y 40 minutos de la madrugada. En fin. Es lo que hay. La pregunta es: ¿Qué harías con 97 días?

Pocoyó.


Dinero siempre llama dinero. Y será por perras. Perras sinónimo de dinero. Pero aquí lo que sale es macho. Es perro. Y la elefanta, rosa y con mochila. Y el Pocoyó siempre haciendo algo, siempre maquinando. Pocoyó forever. Live for ever, que dirían los hermanos de Manchester. Eternamente. Y cotizando, como tiene que ser. Hasta el final de los días.
Pero el verdadero problema de los dibujos animados es la muerte. La muerte de David el Gnomo. Delfi hablando. Los perros hablan. Los caballos hablan. Hemos creado una generación de julays que creen que cualquier bicho habla. Todos los dibujos animados deberían tener una muerte. Homer de cirrosis, cada día más pajizo. Cada día más amarillo. Aunque eso sería difícil de conseguir. Entonces, más bien, se volvería blanquecino, color muerte. Y Milhouse. ¿Cómo sería la muerte de Milhouse? Y volviendo a Homer, una hepatitis B tampoco estaría mal. Todo el día tomando medicamentos. Y adios a la cerveza. En fin, que no falte azúcar. Todo edulcorado, hasta la muerte.

No paro de preguntarme...


Porque antes de 4 bodas y un funeral, que quede claro, se hizo Las 4 bodas de Marisol. Vamos a ver si tratamos a nuestros mitos como lo que son. Mitos inimitables. Lo demás son milongas. Que si. 4 bodas. Me he preguntado más de una vez, si, alguien atrevido, le ofreciera a Marisol hacer de prota en el Aisha de los Death in Vegas. Sería la de Dios. Con capote incluido, en vez de falda. Y los gritos, al final, siempre al final.

La chica de Mel.


"La marca de tu bañador". No nos engañemos. Es en una de las cosas en que nos fijamos primero cuando llega Junio. "Tu retrato cada día vale más". Es verdad. Ayer me reconcilié con el género humano. Doña Maica nos dijo que fuéramos al Chica de ayer de Murcia y nos pusieron un buen surtido musical. Aunque lo lamentable fue que cuando sonó ese himno que es La Chica de Mel parecía que era el único que sabía lo hipnotizaba. Felicité al pincha. "Pero yo prefiero fijarme la marca de tu bañador". O de "enfermera para todo". ¿Quién no ha tenido un sueño así? Un himno. Debería ser este tema de Los Flechazos de estudio obligatorio. ¿Para qué mierdas han puesto Ciencias para el mundo contemporáneo? Lo que hay que estudiar es a Cooper y a los Flechazos. Y punto.

viernes, 19 de junio de 2009

Mas tonterías en Selectividad.


Me quedo sin palabras. No sé que utilizar para clasificar, para calificar, para ordenar mentalmente esto. Resulta que no tuvieron otra brillante idea. Si es que esta gente, o lo que sea, han tenido alguna buena puta idea en su vida. Resulta que no hay noticias. Estos coordinadores, o descoordinadores, o como coño se llamen. Hay que ser julay, tonto, incauto. Los dejaremos en incautos. O, simplemente, tontos del culo.Menudo ejemplo que dan. Hay que ser muy incauto para hacer esto en selectividad.

No-Typical.


Me gusta como dice las cosas el consejero Pedro Alberto Cruz. No se anda con las milongas del Ayuntamiento. Dice las cosas como son. Que sería una lástima dejar la ACB porque no existan ganas de calentarse la cabeza. ¿O vamos a olvidar ciertas cosas? Typical, o No-Typical, una ciudad como Murcia, tiene entidad para tener baloncesto ACB. Y punto.

Lorca y el naranjo.


Una buena canción esta de The Mummers con la que Diego A. Manrique empezó ayer El Ambigú. Quizás no todo esté podrido bajo el sol. Quizás existe la reconciliación. Quizás alguien se convenza de que todo es posible. Aunque todo sea mentira.

La gentuza sólo sabe hacer una cosa.

Estos no cambian. Ni saben cambiar. Un asesino sólo sabe hacer una cosa. Fastidiar, y fastidiar, y volver a fastidiar. Me cago en la leche. Me cago en todo.

Contratos legales.


Don Manuel Alcántara lo vuelve a bordar. Se nota que hay gente que sabe leer, y que nos ilustra. La esquela y la defunción del país ya ha ocurrido. Lo que pasa es que nos creemos inmortales. Aunque realmente somos inmorales. Y no queremos darnos cuenta de nada. Porque todo es mentira.

1 de febrero de 2008.

Ese día cambió su vida profesional. Te llaman a un despacho sin saber muy bien que pasa. Y te lo dicen. Y te cambia la vida, y no sólo la profesional. Todo. Del cero al infinito. Del infierno al cielo. De Pretty Woman a Apocalipsis Now. Vivan los votos de confianza. Pau Gasol, el más grande, el icono de la generación del 80. Y lo demás son milongas.

De traca.

Te lo puedes creer. O quizás eres un descreído. O a lo mejor es todo mentira. Quizás no. Vaya usted a saber. Pero la noticia es de traca. Absolutamente de traca. En fin, bestial.

jueves, 18 de junio de 2009

Me estás poniendo cachonda.


Es importante tener groupies. Pero más importante es la música. La música lo es todo. Absolutamente todo:
- Un día gris en mitad de un infierno.
- Una solución a un problemón.
- Un desliz.
- Una sonrisa inoportuna.
- Un dolor del alma.
- Una persona esquiva.
- Un además.
- Un imposible.
- Una increíble sorpresa.
- Un ruido insistente.
- Una proeza.
- Un sol.
- Un amor.
- Y todo lo demás.

El moña cumple años.


El moña de la doble firma Lennon y compañía, cumple años. Siempre he sido de John y de George Harrison. Prefiero la voz nasal de Juanito y las milongas de Jorge. Por supuesto. Y si hay que felicitar a Pableras, se felicita. Y punto. Felicidades. Pero sigues siendo un moña.
Pero sigo siendo de Juanito y Jorgito. Siempre.

miércoles, 17 de junio de 2009

Socialismo siglo XXI.


¿Es así como se llama la atención del electorado? ¿Es el italiano un idioma, un modelo a imitar? ¿Seguro qué no? ¿Seguro? ¿Seguro qué no? En fin, que todo esto se fue a tomar viento hace mucho viento. Y el viento, es demasiado flojo.

¿Tiene sueño el pasajero?


Tampoco es plan de confundir el sueño con el hambre. O quizás si. Qué importa. Si la mentira se engrandece, la verdad es una falacia. Porque la mentira es lo importante. Es lo más importante. Siempre es lo más importante. Y punto.

¿Cárcel sin condiciones?

Eso es lo que parece que quieren algunos. Alguno, parece ser. Se arrodilló ante el Islam y luego se bajó los pantalones. Y todo lo demás. Y luego, las milongas. El concepto de aliado y el concepto de calzonazos ya están igualados. Pero como es todo mentira, da lo mismo. Cuatro suman igual que cero. O quizás no. Qué más da.

¿Sorpresa, sorpresa?

Yo creo que no. Como todo es mentira, esto nunca pasó. Sólo, únicamente, fue un acto reflejo, un momento de debilidad, un siseñor sin cabeza, que diría el Abe. En fin, que todo es mentira. ¿Mazzini, Garibaldi, Víctor Manuel de Saboya? Y qué más da.

¿El viento o la bandera?


No hay tácticas posibles, porque todo es mentira. El pastel es muy pequeño, y el hambre, grandísima. Se juntan gula y anorexia, vómitos prietos y vómitos buscados, fiebres amarillas y largarse por el camino de la derecha. Porque esto gira a la derecha, indudablemente. Mejor no pensar, porque la derecha en España ha perdido los papeles. Todo está podrido. Aquí, y en Dinamarca, y en todos lados. En fin, que por lo menos don Manuel Alcántara nos sigue edulcorando las mañanas.

Gente azul.


Siempre hay que buscar la manera de obtener algo azul. Paredes azules, suelos azules, sábanas azules. E, incluso, gente azul. Pues eso. Mezclemos los colores. Y las sensaciones. Y todo lo demás.

martes, 16 de junio de 2009

¿Tú no te emocionas?


Lágrimas de Ramón Trecet hablando sobre Pau Gasol. Y es normal. Toda una vida con el baloncesto en el alma. Y no es fácil. Si analizamos un poco nuestro país, es para tirar cohetes. Esto es de traca. Y ahora todavía lo tenemos reciente. Cuando pasen los meses, cuando pasen los años, veremos la verdadera trascendencia de lo sucedido. La verdadera magnitud del asunto. Y recordaremos estas imágenes. Y nos frotaremos los ojos. Y, quizás, lloraremos.

FIB.


Y no. No es el ruido que hace el correcaminos. Que no, joder. Que no. Al final parezco Xoel López, ya verás. Que van, otra vez, al FIB. Pues que lo disfrutéis los que vais. Y viva el FIB. FIB.

Haciendo amigos.

Todo es mentira. Todo. Incluso tus afirmaciones de amistad interterritorial.

Apatía al 20%.


Ha dicho el concejal de Deportes de la capital del Segura (vulgo, Murcia), que hay un 20% de posibilidades de que siga el baloncesto en la ciudad de Murcia. O algo así. Vaya un negocio. Vosotros que votáis, ya sabéis lo que tenéis. En fin, que esto se hunde.

¿Quién se acuerda de L'Aquila?


2 meses después, casi nadie. Ya no es noticia. Esto si que es el siglo XXI.

¿Estamos locos?


¿Volvemos a las andadas? ¿Estamos locos? Unos quieren resucitar a Benito, otros no sé muy bien lo que quieren. Todo está podrido, todo es mentira. Todo muy asqueroso. Y todos retratados.

lunes, 15 de junio de 2009

domingo, 14 de junio de 2009

La cuenta atrás.


Dos horas y pico, y se para el mundo. Una gran noche. Ya lo cantaban los Enemigos:
"Hola chaval,
prepárate para dejar de jugar.
1,2,3, ya!
Ahora la carrera es de verdad"
En fin, que un aguardiente no me hubiera venido mal.
Y esto que no para. No hemos terminado, y ya se habla de lo que viene. En ESPN hablan de la posibilidad de que el año que viene Shaq esté en los Cleveland Cavaliers con Lebron James, formando tripleta interior con Ilgauskas y Varejao. Veremos. Pero para empezar, hoy.


¿Te acuerdas del apartheid?


No estaba en condiciones de ver el Sudáfrica Vs Irak que abría la Confederaciones. Pero hace un rato, escuchando a Alfredo Martínez en el Radio Estadio de Onda Cero me he quedado de piedra. A rayas. Blancas y negras, por supuesto. Resulta que, la mayoría de los espectadores, sudafricanos negros, pitaban al único jugador blanco de su selección nacional. En fin. ¿Se ha superado el apartheid? ¿Seguro?

El rebote es mío


Porque es la guerra. Y en ese rebote está la victoria, la salvación y la redención. Que si soy blando, que si no defiendo, que si patatín y patatán. ¿No veis los números? Leed bien las estadísticas. Y los intangibles. Todo está ahí. Y ya soy un icono. El nuevo icono.

Una de comisionados políticos.


No es nuevo. No es de ahora. Ni de aquí sólo. Los inspectores hace tiempo que son, casi exclusivamente, comisionados políticos. Y si a eso le unimos la torpeza, incultura y gilipollez de una buena parte de nuestros políticos (aparte de la figura de las feminazis), cualquier ley puede ser un mecanismo peligroso. Muy peligroso. El Maestro Pérez-Reverte lo explica a la perfección.

180 Grados.

Las aportaciones musicales del domingo las he sacado del radioblog de 180 Grados, el programa de Radio 3 que hacen Virginia Díaz y sus secuaces. Pues nada, un poco de todo, como en casa del Nota. Que no todo va a ser sonidos peligrosos. De vez en cuando valen cosas mucho más prosaicas.

¿O es que ya no cotiza lo prosaico?

Y lo importante no es cotizar. Es que coticen por ti. Ya habrá tiempo para preocupaciones un lunes.

4 de julio de 1994.

Ese día, se alcanzaron en Murcia los 47,4º centígrados. Casi nada. Vamos, que lo de esta semana, un chiste. En fin. ¿El cambio climático? ¿O cambio del clima climático? Mejor no nos quejemos, que por ahí las están pasando canutas. Muy canutas. Y nosotros, somos un maldito chiste ambulante.

Hackers, piratas informáticos.

Como la Mona Lisa sigue envejeciendo, tampoco me sorprendo. No había visto Hackers, piratas informáticos, pero como se notan los años. Y Angelina Jolie, también. Aunque era Brad Pitt el que decía que “Hasta la Mona Lisa envejece” en El Club de la Lucha. Por cierto, hablando de la chica enigmática del cuadro, milagros aparte, en Mangas Verdes aparece un interesante apunte sobre la susodicha. Hasta desnuda la pintaron. Para que veas. En fin, a lo que iba. Que, aunque entretenida, y con moralina, parece pleistocénica. Pero es lo que queda. E impresionante poster de los chicos del Nevermind de Nirvana en la pared de la habitación del prota. No está mal para pasar el rato. Castigados viendo castigos. Y todo lo demás.

sábado, 13 de junio de 2009

¿Tú también?


Nos estamos quedando solos. Desconfiad de todos. De aquellos en los que tengáis más confianza. De aquellos en los que no tengáis ninguna confianza. De todos y cada uno. Incluso de aquel que creías inquebrantable. Esto se ha ido a la mierda. Sólo hay que poner el telediario. En fin, desconfiad de todo el mundo. De todo el mundo.

Otra razón más.


He visto esto en Criando Cuervos y tengo otra razón más para desear su muerte de manera encarecida. De manera global, como la mundialización. Su suerte está marcada, como las cartas del jugador más tramposo. Y punto.

Venganza!!!


Y, encima, un francés. Un francés, un tipo que se apellida Pietrus. Pietrus. Qué disparate. Y, otra vez, encima, el Señor Stu Jackson, dice que no pasa nada. Que esta falta no merece sanción. Muy fuerte. Me dan a mi ese meneo, y no me levanto en dos meses. Eso seguro. Segurísimo. Tiempo al tiempo. En fin, venganza!!!

Yo creo que sí son serios.


Cuando has estado en uno, de noche, en busca de un cristal que luego no se había perdido, pues te acuerdas. Y te acuerdas de cómo se pudre una caja de ¿madera? en pocos días en verano. Lo mejor, las piedras. Y las chicas, por supuesto. La chica del cementerio. Inolvidable.

Super 8.

13 de junio de 1995. Los Planetas publican su disco Super 8. Un cambio generacional se acerca. La primera noticia de Los Planetas, y yo sin darme cuenta, la tengo en unos apuntes de Biología que me dejó Fátima. Allí podía leer:
“Si está bien, si todo va bien, ¿por qué este dolor que siento?
Y si todo va bien, y si todo es tan sencillo, ¿por qué este vacío que siento?
Si está bien, si está bien, si es tan fácil, ¿por qué duele así por dentro?"

Pero no presté la atención adecuada, y pasé un poco del tema. Años después descubrí plenamente a Los Planetas, y mentalmente cada cosa tiene su etapa. Sus etapas, sus ciclos, sus momentos. Desamor, venganza y todo lo demás. Tema por tema, Super 8 es único e irrepetible. Pero hay que recordar momentos para que se crucen las miradas. Y ya que vamos a comenzar por el principio, empecemos. Por De viaje.

De viaje. Joder con De viaje. Su primera frase ya es paradigmática: Podemos irnos juntos de este mundo tú y yo. No creo que exista una fórmula para cada canción. Hay que darle una interpretación personal a cada canción. Y punto. Y De viaje, aparte de su explicación lisérgica, que está ahí, que es evidente, hay muchas cosas más. Hay un momento en la vida que la única solución es irte, escaparte, lograr abandonar lo que parece convencional. Y las dimensiones emocionales hay que aprovecharlas, porque siempre es una palabra falsa. Siempre no existe. Siempre no vale. Esa manera de escapar siempre será una oportunidad fallida. Es una posibilidad en condicional. Todo está condicionado, todo por contaminado por mierdas que lo desvirtúan todo. Y este mundo muchas veces se hace insoportable. Y punto.

Qué puedo hacer. Jesús Llorente, en su libro Los Planetas. La verdadera Historia, habla en la página 22 de este tema como de “trauma post-ruptura”. Y es así. No hay mejor definición, ¿no? Es que está claro. El tiempo pasado y las emociones que siguen así. Pasar por los sitios, por los lugares comunes. Dices que no lo vas a hacer, pero lo haces. Y esperas, y no lo aguantas, pero vuelves. No digo siempre, porque siempre no existe, pero a menudo lo haces. Y fallas en las conclusiones, porque las premisas fueron otras. No se pueden extrapolar las relaciones en el tiempo. Cada una tiene su momento, sean días, meses o años. Y cuando quieres que algo cambie, no cambia. Todo es mentira. Y todo si que existe. Y es una paranoia recordarlo.

Si está bien. Ya he dicho que fue mi primera alusión, mi primer conocimiento. Y esas estrofas lo resumen todo. Todo es mentira porque siempre hay heridas emocionales. Nada es fácil, ni sencillo. Todo es complicado, supercomplicado, hipercomplicado. Y no hay rebajas ni marcas blancas en el sistema de desamor contemporáneo. Dolor continuo, incomprensión, y todo lo demás. Un cactus que te pincha continuamente, pero quieres ese dolor, ese veneno que no te termina de inmunizar. Porque una cosa es la gripe A y otra cosa el desamor. Y el desamor, de verdad, sí que es una pandemia. Eso si que es dolor.

10.000. Vuelvo al libro de Llorente, porque sobre este tema hay múltiples interpretaciones. Dice literalmente que “según J trata sobre unas amigas de 15 años que viven siempre al borde”. Esto es como todo. La primera vez nunca es la primera. Intereses creados, celos adolescentes, sudor creíble, humo que cierra los ojos y ojos que se cierran no por el humo precisamente. El momento de desaparecer no es siempre la muerte. Y todo está aprendido desde el colegio. Que antes de la LOGSE se aprendía mucho en el patio del colegio. Muchísimo. Y 15 años dan para mucho. Aunque ahora, pese a que el latín no es obligatorio, se saben muchas cosas. Comulgar y copular y todo lo demás. Himno total. Increíble. Esto si que crea inquietud. Estas letras. Lo demás son milongas. Esto es una canción en condiciones. Y punto.

Jesús. Mostrar el verdadero rostro no siempre es posible. Hay retazos, hay un óleo sobre lienzo en el que podría pintar cómo eres. Y tu misión es una cruzada en la que sufrirás mucho. Eso es la vida. Sufrir, sufrir, sufrir. Fracaso, fracaso, fracaso. ¿Piensas que has triunfado alguna vez? Eres un julay, entonces. Un tonto, un incauto. Eso es lo que eres. Las cadenas de la libertad. Verás algo que no te gustará. Todo es fracaso, que lo sepas. Y se queda junto a ti, en tu DNI, en tu vida laboral, en tu cotización en la Seguridad Social, en tu expediente médico, y en tus antecedentes penales. Que lo tengas claro.

Brigitte. ¿Vas a intentar cambiar un pensamiento? ¿Muy difícil? ¿Imposible? ¿Confías en alguien? ¿Crees que confías en alguien? Nunca. No se puede confiar en nadie. Hay puñaladas evidentes. Otras por la espalda. Y esa inquietud desconocida, mitad pesadilla, mitad sueño, sigue latente. El ambiente es el que es. No lo vas a cambiar con ese careto. Y esto si que es creíble. No creas en los sueños. Es tu pesadilla, y es real. ¿No ves la sangre?

Rey sombra. La solución está en esos medicamentos, casi siempre. Aunque ese eufemismo, llamémoslo como queramos, es un castigo. Todo está inventado. Nada queda por intentar, nada por hacer. Y la reclusión es la solución. La calle, y no sólo en verano, es un infierno. Llueve menos bajo ese techo y estas cuatro paredes. Los sentimientos, intangibles eternamente. Y el anhelo, y la compasión, quedan como recuerdos. Y aquí me quedo. Mejor me quedo aquí, porque el miedo continúa. Y lo hará eternamente. Aunque te mueras.

Desorden. Ya he hablado de Desorden en el mes Ian Curtis. Una figura que se merece todos los homenajes posibles. Ahora se visualiza muy bien gracias a pelis como 24 Hour Party People o Control. Pero hace quince años había que ilustrarlo con una canción mágica como este Desorden. La única solución es no jugar, no intentar sobrevivir en un limbo de terror. Todo se repite. El alma partida por tantas cosas. Por tantísimas: ese abismo que no se va, ese barranco existencial en el que saltar al vacío. Y esa cuerda. Dos o las, pero siempre las palabras. Y lo que no tiene fin, no acaba nunca. Y eso sí que necesita una solución, en plan palestino.

La caja del diablo. Lo es todo. El himno que nunca te cansa. La pesadilla recurrente, el desplante neuronal, bilis a la enésima potencia. Lo tiene todo. Y múltiples interpretaciones.

Siempre digo que sobre música hay poco que escribir. Sólo hay que escuchar y sentir, y no siempre por ese orden. Eso pasa con Super 8. Que es puro sentimiento. Y punto.

Alpha Dog.


¿Y tú que harías por cobrar una deuda? ¿Dónde está el límite? ¿Seguro? ¿Seguro que no harías un disparate? Viendo Alpha Dog te das cuenta que, aunque tengas un plan A, puede que tengas que utilizar el plan Z. Y cuando llegas al plan Z es que no hay plan, que todo es una coyuntura en la que la única solución son los tiros. La gente guapa que toma drogas no tiene valores. Eso está claro. Da lo mismo que vivan en un barrio exclusivo, que Los Angeles sea la leche. Nada. Todo es mentira. Y una deuda es algo que, aunque insignificante en términos absolutos, hay que cobrar. Aunque la alfombra siga manchada, y, aunque te largues a Paraguay, te pillarán. Por tus innumerables pecados. Amén.

viernes, 12 de junio de 2009

Otro vermouth, por favor.


Desarmando la televisión. Otro himno. Vuelos y trenes perdidos, y todo lo demás.

El Bando de la Huerta.

Invitado por Don Importante, he estado en una historia de esas que yo creo que no llevan a ningún lado. Esto no tiene solución. La huerta de Murcia está más muerta que la muerte. Don Antonino González Blanco y Don Javier García del Toro, han estado en su papel. Dando la nota de profes universitarios. Aunque, sinceramente, no son santos de mi devoción. Demasiado carácter. Y de la huerta mejor no hablemos. Han salido palabras como refajo, bandurria, parranda, aborto. De verdad, he oído aborto. Aborto y Bando de la Huerta, y un montón de cosas más que no venían mucho al tema. Cada loco con su tema en las dos horas y cuarto que ha durado el asunto. En fin. El infierno está lleno de buenas intenciones. Chicos, llevad cuidado, que estos chicos de las acequias son peligrosos. Un tipo mononeuronal con una azada en la mano. En fin, mucho peligro. Lo mejor, coincidir con compañeros de otros centros, de otros cursos. Por allí he visto a Conchi, a Leandro, a Jorge, a José Antonio. En fin. Una excusa para que me picaran los mosquitos por el Barrio del Carmen. A falta de Aután, buenos son los aviones. Y encima me he perdido el baloncesto. Lástima. El factor Basile. Veremos los mejores momentos. Es lo que hay, es lo que queda. Porque huerta de Murcia, porque huerta en Murcia no queda. Alcalde, ¡Viva el Bando de la Huerta! Y los reclutas, y los gintonics y todo lo demás.

jueves, 11 de junio de 2009

Los asesinos se lo pasan bien.


No. No voy a hablar de Cristiano Ronaldo. Lo siento. Si buscabas algo de eso, ponte de pie y busca una aguja en un pajar. Y no busques sinónimos de pajar, lleva a múltiples interpretaciones. A muchísimas. Es de cobardes buscar sinónimos de un pajar. Un pajar es un pajar, y punto. Como un cementerio. Como las fosas comunes. Como un campo de fútbol lleno de cadáveres, mientras Occidente, la OTAN y los delfines que hoy abanderan la Alianza de Civilizaciones en plan manta de oro aplaudían los acuerdos con Milosevic. Los cobardes no mueren de infarto después de las comilonas en las fiestas. Pero tampoco se esconden. Y, cualquier día, vuelven. El miedo sigue ahí. El Mariscal Tito y todo lo demás. Ya lo decía Lord Byron. Los Balcanes. La balcanización y todo lo demás. Lo he visto hoy en El País y no me sorprende. Ya no me sorprende nada. Soy aséptico a todo. Bueno, a casi todo. Bueno. Bueno es recordar la masacre de Sbrenica. Esa masacre si que me sigue entrando por los ojos. No hay valientes en el siglo XXI. Sólo tipos que bailan sobre miles de cadáveres. Y punto.

miércoles, 10 de junio de 2009

Que se pudra en la cárcel.

El populismo siempre ha utilizado banderas y viento. La bandera no se mueve si no hay viento. Nunca. Es una puta tela asquerosa. La bandera, el patriota y el idiota. Los gilipollas impenitentes que aplauden, los gilipollas que vociferan en plan novillo antes de la cornada. Y luego, todo lo demás. Amén.

No olvidarás este video.


Ponte el turbante y empieza a dar botes. Porque nunca es tarde si la dicha es buena. No podrás olvidarlo en la vida. Nada de olvidarte. Pues eso. Resaca electoral. Y punto.

También a veces pienso en volver.


La penúltima de la ministra.
¿Talento o bronceado?
¿Siglo XXI?

El referente es Aído.


Piensa en referentes para los jóvenes:
- Indurain.
- Cristiano Ronaldo.
- Amy.
- Fernando Torres.
- Einstein.
- Kaká.
- El Canto del Loco.
- iPhone.
- Obama.
- ZP.
- George W. Bush.
- Rajoy.
- Espe.
- Aído. No puede ser.
Me han vuelto a pisar las flores. Esto es de traca. Fachada. Vivan las fachadas encaladas. Viva la cal y la tranquilidad.

martes, 9 de junio de 2009

Elephant.

El saábado mientras veíamos en el Togo II el último partido de Joan Plaza al frente del Real Madrid, salió entre cervezas el nombre de Gus Van Sant y el de Elephant. Muerta de aburrimiento en la estantería durante meses, no hay nada como una siesta sin sueño para creer en fantasmas. No hay que ser Einstein para saber de la peligrosidad de un instituto. Y menos en Oregón. Pero no hace falta irse a los Usa para darse cuenta de ese peligro “real”. Evidentemente, en un lugar en el que se pueden comprar armas como el que compra ropa por catálogo postal, es más fácil que ocurran estas locuras. Funny way. Funny way. Hojas secas y padres borrachos. Un buen inicio para un final que ya se sabe. Un padre borracho al que su hijo obliga a bajarse del coche y esperar. Es un cúmulo de cosas. Un futuro fotógrafo que pretende mostrar una realidad que no es. Una rarita que no lleva el pantalón corto en Educación Física. Una pareja que buscará refugio entre terneras colgadas. El señor de corbata que tiene el final que se merece. 75 minutos de cámara en mano que sorprenden por su riqueza visual, por su visión de la realidad desde distintos ángulos y por reflexión sin moralina. Deja las cosas tal como son: el mismo tipo que toca en el piano Para Elisa puede ser el que acabe contigo en la biblioteca. Quizás porque no se le prestó nunca la suficiente atención, quizás porque se rieron demasiado de él en Biología y decidió que no viene mal un Apocalipsis de vez en cuando. Hay héroes caídos que no prestan atención a su aposento. Pero la vida real no es mitología, y los panteones sólo están llenos en los cementerios. Y si se fomenta la fiebre pistolera, pues pueden saltar balas. Y mejor que no te pille en un instituto. En fin, nada es lo que parece, porque todo es mentira. Son todo ilusiones ópticas, como la guerra de Irak. Nunca existió. Nunca. Y por eso podrás vivir eternamente, aunque estés muerto. Y date prisa, que todavía te quedan dos clases en el paraíso. ¿Eran sociales? Qué mas da. Sólo una cosa: no olvides tomar tus medicamentos. Por favor.

¿Feliz 60 cumpleaños?


La frase que más repito es una que aparece en El Club de la Lucha: "Hasta la Mona Lisa envejece". Canta Joe Crepúsculo que "la rueda más ancha es más eficaz". Indiferencias al margen, todo hecho recreado en el futuro es desigual. Igual que un cactus que no pincha. Cobardía y trenes perdidos, el Gran Hermano sigue igual de vigilante, en la M-30 y en la A-7, en el Centro Comercial y en el Instituto, porque si arrancas la cámara te considerarán un delincuente. Lo mejor es pasar de todo, porque todo es mentira. Pues eso, feliz 60 cumpleaños.

¿Piensas dormir esta noche?

Sálvame.


Desde que ayer la vi en CulturaNoventa no he dejado de escucharla. Este Nuevo Futuro, de Corazón, habla de la capacidad de cambios iluminativos, de cielos azules, de equiparar oscuridad y enfermedad, de fuerzas inagotables, de señales llamativas, de gestos eficaces, de sílabas atrayentes, de creencias imposibles, de sufrimientos evitables, de paranoias milagrosas. Pues eso, son todo gestos.

lunes, 8 de junio de 2009

¿Membrillo o cenicero?

¿Cómo prefieres tu corazón? ¿Tienes un minuto para pensártelo? ¿Ya? ¿Lo tienes?
Los hombres importantes de la residencia catastral estaban esta tarde con la caja de marras. Don Importante número uno me ha dicho que no la puedo vender. Pero eso es falso. En el siglo XXI, todo está en venta. Absolutamente todo, porque todo es mentira.
Así que, decídete. ¿Prefieres ser membrillo o corazón de cenicero?

Todo por una chica.


No pensaba que iba a poner esto, pero tengo que ponerlo. Me parece que me han timado. Si. Y no quiero decir robo. No. Timo. Cuando uno paga dieciocho y pico por un libro de Nick Hornby espera una obra maestra. En fin, que no esperas el Génesis o el Apocalipsis de San Juan o quien demonios lo escribiera. Lo que esperas es otra Alta Fidelidad. Pero eso es imposible. Cuando uno ha escrito su obra maestra, lo demás son comparaciones. Pero lo que le pasa a Todo por una chica es que no parece una novela de Hornby. De verdad, joder. Escasas referencias musicales, tono infatiloide, clichés, repeticiones de pensamientos de catorce años, cosas manidas. Demasiado manidas. No quiere decir que no sea buena. Y se la lee alguien que no llega a las dieciocho, creo que le va a encantar. Quizás la pongan en un altarcito, pero yo, no puedo. La historia es la típica de tantas parejas quinceañeras británicas. Familias monoparentales y desestructuradas. Poco tiempo para hablar con los padres, también treintañeros. Y pasa lo que pasa: que antes de llover, chispea. Y no sólo eso: el skate, los pensamientos, las palabras a la pared, la desesperación, los mensajes de móvil y todo lo demás. En fin, parte decepción, parte credibilidad.

Todo el mundo envejece, se vuelve sensible, y no hace las cosas que hacía con treinta y pocos. Será eso. O quizás sea yo el que piense como si tuviera quince años menos, y el resto, los alrededores, los que siguen anclados como el Exxon Valdez. Y no me gusta pensar en el Exxon Valdez, y toda la mierda que dejó alrededor. Porque en las relaciones humanas siempre hay tragedias cotidianas y, a veces, hay que sobrevivir. Aunque tengas quince años y no tengas ni idea de cómo será mañana. En fin. Esperaremos la próxima, quizás esto sólo sea una excepción.

La relevancia social del profesorado.

"El status funcionarial actual ha malgastado el estómago, la juventud y los ojos en nuestra carrera, en nuestras separatas, en nuestras oposiciones y cuando, tras veinte años de ensimismamiento, miramos la vida por la ventana, comprobamos -muchos con rabia, otros con neurosis, otros con dolor- que ha cambiado la ciudad, la ropa y la mente de las mujeres, el diseño de los coches, y del silencio, las esncias patrias, el poder económico y político, la relevancia social del profesorado, los precios de los pisos y hasta el ser del tiempo".
José Perona, ¿Hasta cuando una concepción hidalga de la enseñanza pública? (Octubre de 1988)


Las paredes siguen estúpidas.



Diez minutos pasados de las cinco de la madrugada. Tengo el partido en las retinas. Comienzo errático y nervioso de los dos equipos. Bynum se carga rápidamente con 2 faltas. Entra Odom, quien se entiende con Gasol a las mil maravillas en ataque. Primer tiempo muerto con 8-6 a favor de los Lakers. Intercambio de canastas hasta el final del primer cuarto. Y Howard desquiciándose por momentos con una falta de ataque a falta de 2.6 segundos para el final del primer cuarto, que finaliza con empate a 15.
Segundo acto, con Gasol y Bryant en el banquillo. Odom anotando con facilitando e incluso taponando. Y Farmar reivindicándose. Problemas de Walton en la defensa de Lewis. Muchos problemas. Y los Magic jugando fatal los bloqueos y continuación. Y hasta Bynum encesta, pero hace otra falta y Pau vuelve a falta de 5:40 para el descanso con empate a 26. Los Lakers pegan un estirón, máxima ventaja de 36-29. Y Lewis saliéndose (20 puntos y con una defensa de Odom bastante relajada). Y 40-35 al descanso, con un reparto equitativo de puntos en los Lakers, en plan comuna hippie-zen: Ariza (6), Gasol (7), Bynum (5), Bryant (6), Fisher (5), Odom (7) y Farmar (4).
La segunda parte se inicia con la misma tónica, pero no sé de que marca. Más intercambio de canastan en los primeros minutos y tiempo murto con 54-51 para Lakers. Falta fluidez como liquidez en las cajas de ahorro, y Orlando intenta aumentar el ritmo. Final del tercer cuarto con 65-63 para Lakers, con Turkoglu anotando la canasta final para alcanzar los 17 puntos.
Cominzo frenado de Orlando en el último cuarto, con bastantes tiros libres fallados. Y Odom comienza enchufadísimo los últimos minutos. Bynum hace la quinta falta a más de ocho minutos para el final. Lewis no se cansa de triplear, y deja el 75-77 para los Magic. Igualdad máxima hasta el final. Gasol continúa con una excelente defensa sobre Howard. Llegan a dos minutos para el final empatados a 84. Empate a 88, Kobe falla a falta de seis décimas y Lee la tuvo para matar el partido. Prórrogo o after extra time, que diría el otro. Cuenta atrás, que cantaban los Mecano. Cinco minutos más, en los que los Lakers certifican su segunda victoria en la final. Me voy a escuchar algo de música. ¿Será Orlando un funeral? ¿Oportunidad perdida? El tiempo lo dirá.

Otro día de engaños.


¿Estáis ya más tranquilos?
¿Un voto para esta gente?
Anda que sí. No lo entiendo.
¿De qué aire hablan?

El refugio de mi padre.


Da gusto quedarse tranquilo después de una buena película. Eso me ha pasado con El refugio demi padre. Tipo que, después de la huída obligada, vuelve al redil tras la muerte de su padre. A veces sólo puedes quitarte de en medio, largarte, coger calor o frío, pero largarte. No hay otra opción. Pero cuando vuelves, sólo queda drama. Drama y más drama, porque el pasado siempre es un hijoputa que deja cicatrices dentro y fuera del alma. Pero siempre en el alma. Y no gusta ese pasado, pero está ahí. Todo está ahí, las tormentas interiores, la búsqueda del éxtasis, la familia desconocida, el renacimiento tardío. Como dicen en la peli, “nacemos solos y morimos solos”. Al final, únicamente tenemos soledad. Es una negación, pero es así. Y las pesadillas tienen que salir de alguna manera. Las guerras quedan como estampa barnizada, se llame Bosnia o se llame ruptura sentimental, se llame emoción sangrante o se llame padre cabrón. Y el viaje a ninguna parte es la solución. La única solución. Quizás quede alguna esperanza, como esa vía en mitad de ningún sitio. Y sueñas en escapar, en pensar que puedes escapar, aunque siempre queden infiernos en tu disco duro. Pero todo es obvio, hasta la trivialidad. La distancia, los pensamientos, el olvido del amor, los poemas oxidados, las miradas, la guerra y todo lo demás. Una película dignísima.

domingo, 7 de junio de 2009

¿Hay esperanza?


Quizás. Definitivamente quizás.