miércoles, 31 de julio de 2019

Qué te parece...

Tito Carlos en el siglo XXI

No todo es The Wire en Baltimore. Hay más. Hay que leer el retrato que hace hoy Pablo Pardo en El Mundo del siglo XXI. Omar y compañía, sí; pero el resto, también.

martes, 30 de julio de 2019

Good Omens. Primera temporada.

Estaba ahí medio sentado, medio acostado, medio medio de todo, cuando charlando vía mensajería de móvil con el exalumno Nick, me recomendó Good Omens. Ni puñetera idea de la serie. No la conocía. ¿Con razón? ¿Sin ella? No lo sé. Será por series. En serie... decían en Grupo Salvaje. Pero eso es otra cuestión. La primera temporada de Good Omens es paranoica. Es una locura. Una jodienda de ángeles y demonios, pero sin los iluminatti, sin marinianismo, con alas, anticristo y lo que venga. No es definible Good Omens en pocas palabras. No. ¿Salvar el mundo? ¿Brujas? Ahora, 1656, coches de traca, pintura azul y disparos, teléfonos y monjas satánicas, Don Draper gabrielizado y todo lo demás. Y un Hamlet de chiste y un Guillermo que copia a un caído, y una guillotina y un unicornio que se escapa y el maná cuando no se espera. Desconcierta a veces Good Omens en su primera temporada. La Revolución Francesa y los crepes, y el hambre y todo lo demás. Y Mesopotamia y los nazis, y ciertas iglesias y ciertos bombardeos que no hay que olvidar. Y sacar la Atlántida si hace falta a reflote. Pero todo se reduce a un Anticristo que se pasa al otro bando, dos ángeles que se salen del perfil y unos jefazos que cumplen con el principio de Peter. Y todo esto... ¿para qué? ¿Para más puntos suspensivos?

¿Únicamente un 41,3%?

Me parece poco. Muy poco.

lunes, 29 de julio de 2019

Será por escépticos...

Himnos y recuerdos de charcos

La penúltima...

Vamos a jugar a historia ficción. Vamos a pensar bien. Vamos a creer que hay buena voluntad. Vamos a creer que todo es curioso, que nada es casual (porque como Luque dice, las casualidades no existen). Vamos a dejarnos de conspiraciones y teorías de la conspiración (en plural, en singular, en masculino, en femenino, en trans). No. Simplemente, todo es mentira. Gran mentira.

Preludio del día

¿Qué sería de una sociedad (distópica o no, fariñística o no) que se dedicara a secuestrar y quemar libros? ¿Dónde está el límite? ¿Hasta dónde vamos a llegar? Videodrome de escucha recomendada.

domingo, 28 de julio de 2019

Ya falta menos

Ciertamente, siempre se repite ese axioma westworldeliano: "Los placeres violentos siempre tienen finales violentos". O casi siempre. Veremos.

El Pionero. Primera temporada.

Empiezas a ver El Pionero y empiezas a recordar. Qué viejos somos. Vemos a los tres hijos de Gil, a sus hermanos, a la rubia, la Marbella de entonces, las pintas del personal, a Galiacho y piensas que aquello fue demasiado real. La sucesión de entrenadores, la desgracia de Los Ángeles de San Rafael, el descapotable, los camiones, la madre en Soria y todo lo demás. ¿Cómo llegó GIL al Atlético y a la política? Muy clarito, para vender. Y la confusión de cuentas y el caos y las piscinas y la tele. Y empezar a recordar al Juex Torres, y a la jueza decana Ramírez (y su padre) y mientras escuchar la administración judicial del Atlético y su descenso a los infiernos mientras poco antes había sido todo un doblete. Un doblete. Ni más ni menos. Y Roca, y Sierra, y Castresana, y la victoria de liga ante el Albacete que da el título y el doblete, y la transformación en SAD, y Cerezo, y otra vez Castresana, y las camisetas con la publicidad de Marbella en las camisetas del Atlético (y del Sevilla), y Julián Muñoz, y la rubia,y Yagüe, y la de Estepona en la del Rayo, y el asunto de Ceuta y Melilla, y esos informativos de Antena 3 (vaya diferencia entre la tele de entonces y la de ahora), y la victoria ante el Real en la final de Copa en el SB, y Pedro Román, y Sánchez de León, y las idas y vueltas de Futre. Y también, como no, Oviedo. Aquel puto penalty de JFH como resumen de lo que fue y no fue, y el indulto del gobierno y un montón de mierdas más. Todo eso es El Pionero. Y la llegada al infierno de segunda, y a la inhabilitación, y otra vez Castresana, y los caballos, y el azúcar e Imperioso, y lo que pudo ser y no fue y los puntos suspensivos de su marcha utópcia fuera de España. ¿Blanqueamiento en un atlético? ¿Era realmente visible ese desencanto? Y para acabra, Wanda y Malaya. Demsiada letra, demasiada a en un nombre con i. Y todo lo demás, también.

Horrores y luminosidades

Escuela de lucidez, dice AP-R. De Vietnam a Sarajevo.

Y si yo caigo...

64 escaques

Demasiado House of Cards para un domingo por la mañana. O no. Redondo Vs Iglesias, versión Negre.

Creyendo para ateos

sábado, 27 de julio de 2019

miércoles, 24 de julio de 2019

Las voces más altas

Habla el PSOE en mitad de esta broma de sesión de investidura de Tito Falcon, que lo del PSOE con Bildu fueron discrepancias. Discrepancias dice el tío. Se olvida de los muertos. Se olvida de Fernando Buesa y de su escolta. Y de todos los demás. Pero tiene las voces más altas de todas las televisiones y son las que dicen lo que hay que sentir. Y parece ser que el sentimiento es otegizar la democracia. Sí. Otegizarla. Con un par. La verdad es que la derecha de este país es un chiste ambulante, unos tipos que sacan al perro en mitad de una tormenta en plan Tom Hanks (porque hay que hacerlo, no porque quieran). Pero cada uno tiene el diablo que se merece. Y nos cuentan noticias que no existen, nos cuentan que el pabloleninismo es lo mejor (Viva Galapagar). Mientras tanto, naranjito hizo un show lamentable y Abascal llevaba una corbata caballística y se le veían los calcetines. No vemos ERE's ni sobres, no vemos puticlubs andaluces ni ambulancias murcianas. No. Lo importante es la información del comisario y los comentarios liberales. O apócrifos, que aquí cada uno tiene su Evangelio, pero no todos saben de fútbol internacional. Coda: "Porque vamos a mostrar vuestra misma piedad". Únicamente nos queda la música.

Yo quiero ese tapón

Ministerios de Chorradas, una Mertxe que no es la de Cuéntame pero podría ser la de Patria y tapones de DYC con el gorro de carlista. Viva Gistau.

martes, 23 de julio de 2019

lunes, 22 de julio de 2019

Bonitos todos

No es santo de mi devoción Rivera, todo lo contrario. Pero hoy ha recordado a dos ministros que ya no deberían ejercer de tales.

Fundador y disidente

domingo, 21 de julio de 2019

General de brigada

La casa de papel. Segunda temporada

Después de ver la segunda temporada (integrada en Netflix) de La casa de papel tengo sensaciones encontradas. Sobre si debía ser más salvaje, si debía contenerse más... Para los aburridos de siempre (EHDLCV dixit, ha estado bien). Qué pijo, muy bien. Pero te ves ocho capítulos en dos días y te parece poco. Muy poco. Demasiado poco... Pero luego escuchas a Australian Blonde, escuchas a los Primal Scream, a los Black Beys... ¿Nos merecemos las series que vemos? ¿Qué nos merecemos?

sábado, 20 de julio de 2019

Las dos esquelas

El dinero no da la felicidad. Ayuda mucho, pero hasta en la muerte de una madre sale lo que tiene que salir. Dos esquelas.

viernes, 19 de julio de 2019

jueves, 18 de julio de 2019

miércoles, 17 de julio de 2019

Nombres de caballos

¿Qué llevaban las caimadas de Fraga?

En vez de preguntarle con el café con leche en el Arco de San Juan, debí esperar a la caimada. ¿Qué llevaban las caimadas de Fraga? Dios, mejor no saberlo. O tal vez, sí. Pero pensarlo...

Pelea de gallos

Hoy, día de San Alejo, se decía que revolvían los estiércoles. Por San Alejo. Y ahí están Pedro y Pablo, jodiendo la marrana. Todavía no. No. No van a hablar con Alsina Pedro y Pablo, no vaya a ser que les pregunte. No. A Ferreras y a los desayunos públicos, sí. Así nos va. Y Carmen la de Cabra, sentando cátedra. Incluso, recalca Alsina. "Como el PSOE en 2016". Las hemerotecas, pijo. Las hemerotecas.

Una, glande y libre

sábado, 13 de julio de 2019

Por trece razones. Primera temporada.

Y sí, ser asocial tiene sus ventajas. Empieza la primera temporada de Por trece razones con un himno de Joy Division (uno de ellos, el mismo con el que acaba el capítulo). No se puede frivolizar, pero la hipótesis de la que se parte, es buena. Da mucho juego. No es fácil por momentos asimilar imágenes de Por trece razones. No es fácil. Y llevar al siglo XXI, al siglo de los selfies, de los tatuajes desde 3º de Primaria ese mismo espíritu, menos todavía. Empiezo a escribir esto un 5 de abril, todavía nos queda un mes y trece días para recordar a Ian, pero hoy se cumplen años del suicidio de Kurt Cobain. Historia de una vida que se fue al carajo entre partidos de baloncesto, fotos en un tobogán y miles de mierdas subvencionadas por la estética yanki de los cojones. Titularon varios periódicos ideas sobre las razones de un suicidio. No es solo un suicidio el tema central de Por trece razones. Recordar tragedias, deprime. Mucho. Todo se va a la mierda demasiado a menudo. Mentiras sobre mentiras, mantequilla sobre charlas imposibles. Llevar(se) bien es difícil. Dice la prota suicida que solo los valientes son frikis. Y una caja en la puerta de casa, y cintas que sacan la batidora de mierda (otra vez, esta vez sin fin). Coda: Y el problema es que desde el principio del libro, de la serie, de la vida, sabes que es imposible Resucitar, "y volver a empezar". Coda 2: Imposible vivir con ese dolor existencial, con ese querer y no poder, con esos "de martes a domingos" que parecen lunes. Y las complicaciones de la amistad. Y el dolor, paso a paso, cinta a cinta, alargando el chicle más de la cuenta. Más de lo debido. Por 13 razones deberían ser menos capítulos, menos pausas, menos hilo en la cometa. Examigos de instituto, examigas de instituto, ese gran momento que pasa como 500 veces al año entre adolescentes que adolecen de casi todo. Notas de tutoría. Cierto que la amistad es complicada. Cierto. Aunque no existe la amistad verdadera, existen personas con las que pasamos ratos. Demasiados ratos a veces. Niñas a las que hace falta orientación. Y es cierto que los adultos no saben nada de la amistad de los adolescentes que adolecen. Confusión entre nombres, tomadura de pelo. No sé yo si el chocolate caliente siempre entra bien. ¿Amistades de tazas de chocolate? Ser raros, mudanzas, miradas masculinas. ¿Educación en la altivez del suicidio? Pues eso. ¿De verdad que necesitamos amigos? ¿Amigos de chocolate? ¿No es solo una mudanza existencial y no solo física? ¿Tres bebidas contra el mundo? 1+1+1. Listones distintos. Disminución de "amigos". Y preguntas en plan llorón. Socializar con los "hombres" adolescentes que adolecen es difícil. Muy difícil. Palabras de chicos, palabras que escuchan las chicas, listas en las que te incluyen y todo lo demás también. Los rumores no se conocen, simplemente se escuchan y se oyen y todo lo demás. La traición de los adolescentes que adolecen. Las relaciones se rompen, antes o después. El instituto son solo 4 añitos...si sobreviven, si sobrevivimos. Y el efecto mariposa y sus consecuencias. Y personas que deberían ser patentadas. ¿Cretinos todos los chicos? ¿Únicamente a ratos? ¿Qué nos hace sentir idiotas? ¿Lo bueno? ¿Lo mal? ¿Nada?

jueves, 11 de julio de 2019

Inside No. 9. Primera temporada

Viva el desmadre. Viva el despiporre. Viva lo daliniano. Viva lo surrealista. Viva lo utópico. Viva Inside No. 9. En esta primera temporada hay un poco de todo. Vivar a escondidas y vivir en silencio. Básicamente, sin humor (ya le pones tú el valor bueno/malo/regular) no podríamos vivir. Imposible. Hay que reir(se) de lo propio y de lo ajeno, de la familia y del vecino, del director y del alumno. De todo y de todos. Cada cual desde su perspectiva, desde su punto de vista. Y esa tercera pildorita, de Pulp de CB, de encerramiento individual, de sugestión, muerte y transformación. Volvemos a la vedderiana frase de Seattle: "Tragaré veneno hasta inmunizarme". Se la podían aplicar los políticos españoles. Para ayer. Y es una gran metáfora sobre la avaricia, ese bendito don que nos pone en común a los mortales de todo tipo y condición. Da igual nuestra procedencia: siempre queremos más. Mucho más. Envidia, drama, suicidio, asesinato, sangre. No falta en Insidee No.9. ¿De verdad que el Renacimiento fue la mayor calle sin salida del arte? Y siempre hay que volver a Poe, a la casa Usher, al dolor, al frío, a la paranoia.

Esos dedos, esa gasolina, esa pólvora

Escribe Gistau por esos mafiosos, por esos palermitanos (ahora amigos de la bandera arco iris) pero que mantienen ciertos olores en sus manos. Tiene narices, que no gafas, que Bildu ejerza esta presión sobre Allen. Con un par. Definitivamente, ya no hay brújulas, ni norte. Nada de nada. Mierda sobre mierda.

Celia en la revolución (adaptación sonora de Carlos Alsina)

Ayer estaba yo meditando, en plan Sergio Algora, sobre el tiempo y la distancia, escuchando a Alsina entrevistar (y confidenciar) con Lola Herrera. Y ya, muy al final, habló de la adaptación sonora de Celia en la revolución que hicieron en Onda Cero, sobre la obra de Elena Fortún. A Celia la recordamos por la serie de TVE, pero era otra Celia. Fue un pelotazo. Pero Celia en la revolución es dolor y sangre, es comer rata después de comer perro, después de comer gato, después de comer burro, después de comer zanahoria duras y habas con bichos. Se repite lo de habas con bichos varias veces. Igual que repite el padre de Celia, en su utopía, que la Sociedad de Naciones iba a intervenir en España contra los militares sublevados. Habladurías. Como siempre, Alsina cuida todos los detalles desde el principio, desde la detención del abuelo de Celia al principio de la guerra hasta el final de la historia en 1939. En ese periplo de ciudades y personas, de trenes en Madrid, de carros en Segovia, de olor a naranjas en Valencia, de nochebuena en Barcelona, nos ilustra con imágenes esa puta Guerra Civil Española, esa guerra de hambre y derrota, porque fuimos derrotados todos. Hay que escucharla, y ponerla en clase, y que los alumnos la escuchen y reflexionen un ratito. No mucho, que ahora ya tenemos a esa clase política que como dijo ayer Lola Herrera (que recordó que ella nació en 1935) vende espuma, humo. Y que aburren a las ovejas. Centrémonos en recordar lo importante y no repitamos errores. Y todo lo demás, también.

¿La Geografía es chula?

martes, 9 de julio de 2019

Years and Years. Primera temporada.

En mitad de lo distópico, todo es posible. Si llevamos la distopía a nuestro ámbito diario, la locura. Y si es en la Pérfida Albión, el Apocalipsis de San Juan para acabar la primavera y empezar el verano. Hace tiempo que no leo el Apocalipsis, pero todavía recuerdo a Emma Thompson. Aquí, doña Emma, hace del populismo su ideal de vida política y, año tras año, va engatusando al personal. ¿Cómo nos han engañado los populismos políticos? Básicamente, estando en la tele las 24 horas y vendiendo mierda y siendo utilizados por los partidos tradicionales para atacar a su oponente (al de toda la vida). Lo hizo Soraya entregando las teles españolas a Podemos para utilizarlo contra el PSOE; lo está haciendo ahora el PSOE con VOX (a todas horas tenemos en La Sexta y en La Ser a Espinosa o Monasterio). Pero no nos metamos en política nacional o regional. No. Volvamos a las cenizas de May y Cameron. Aquellos mantas trajeron estas epidemias. Y puestos a sumar años, como está claro, el caos. Esto suele ir a peor. A mucho peor. Lo que hace Years and Years es mostrar esos cambios en una familia, como no podía ser de otra manera, también utópica/distópica/distinta/singular/peculiar, como decía EHDLCV que debíamos utilizar correctamente el lenguaje. Otro que se merece una serie. O un serial. Y esa familia tiene de todo: activistas, disminuidos físicos, el gay de todas las series, la niña blacmirrorizada, la abuela mandamás, la cuñada negra, el cuñado celoso y, en mitad de ese aquelarre, el refugiado político. ¿Nos suena? ¿Música celestial? ¿Suenan violines? La semana pasada me comentaba un excompañero de trabajo que dejó de verla al segundo capítulo; a mí, por el contrario, me encanta la aceleración a partir de ahí. El futuro, ese gran hijoputa en el que, como en el presente, todo es mentira. Una mentira crepuscular, hubiera dicho un crítico de cine (un Manu de Los Lobos, o alguien así). Y si ya la hubiera dirigido el tío Sam de Grupo Salvaje, la de Dios. Years and Years da mucho juego en esta primera temporada. Mucho. Mención aparte la imagen que dan de España en Years and Years. Muchas veces no nos miramos el ombligo lo suficiente. ¿Cómo estaremos en España en 5 años? ¿Y en 10? ¿No nos vale el ejemplo de Grecia? ¿Tendremos que vivir con 5 trabajos? El desastre bancario ya lo hemos visto, hemos vistos bombas, hemos visto desastres familiares, hemos visto deportaciones y hemos visto juicios de todo tipo. Todos tenemos, antes o después, nuestra Lampedusa, nuestro campo de concentración favorito. ¿Si no en qué nos estamos convirtiendo? Demasiados puntos suspensivos, demasiada irresponsabilidad, demasiadas camisetas a un euro que compramos aunque no necesitemos. Y todo lo demás, también. Coda: ¿Para cuándo han dicho que estará Notre Dame en condiciones? ¿Para cuándo la torre de Pisa? ¿Para cuándo? ¿Para?

No es 1 de julio de 1936

No. Afortunadamente. No. Es 9 de julio de 2019. No estamos en Congreso de los Diputados. Afortunadamente. Y no estamos porque el florero sanchista no lo permite. Pero no hablemos de flores ni polen, que las alergias siguen pululando. No. Hoy toca recordar una de esas frases que suelto en clase cuando imparto Historia de España de 2º de Bachillerato por el mes de marzo o abril, cuando ya está el pescado vendido aunque no tengamos a San Pedro ni a su hermano a nuestra disposición: "La violencia puede ser legítima en algún momento. Pensando en su Señoría, encuentro justificado todo, incluso el atentado que le prive de la vida". Dicha por Ángel Galarza a Calvo Sotelo en la sede del poder legislativo. Los políticos deben ser cuidadosos antes de que tengamos una desgracia. Pero es que hay muchos que quieren una desgracia. Algunos lo intentaron el 1-O... y no lo consiguieron. En cualquier reunión, asociación, manifestación o alboroto sin motivo aparente, se está buscando la jarana. Jarana, pero con sangre. Y va a pasar una desgracia. Al tiempo.

La guerra

Mientras unos dan ruedas de prensa de uniforme en un hotel de Murcia, en Pamplona escupían días antes al alcalde en la procesión de San Fermín. Pero el problema es el apartheid de Ciudadanos a Vox. En aquellos CDME escribía sobre la "clase política" y luego EHDLCV me rebatía y hablábamos de que necesitamos más Tarantinos en la política y menos gilipollas con traje. Muchos menos. Pero así nos van. Pero nos quedan himnos de vez en cuando para (intentar) escapara.

Latorre forever

Dentro de ese nuevo columnismo español, con Bustos, Jabois y Gistau, últimamente Rafa Latorre está que se sale. Ayer retrató (y nunca mejor dicho) al señor Marlaska. Ya he hablado por aquí de las respuestas marlaskianas en el Arco de San Juan. Otro gran ejemplo del Principio de Peter. Otro más. Ya hay casi más ejemplos que personas.

lunes, 8 de julio de 2019

domingo, 7 de julio de 2019

A cada cual, lo suyo

Llevaba tiempo sin volver a Leonardo Sciascia, sin volver a Todo modo, sin volver a El Consejo de Egipto, sin volver a Muerte del Inquisidor, sin volver a Una historia sencilla. Sin volver a muchos libros suyos (y buenos, poniendo en el altar a Todo modo). En la mayoría de trabajos escritos de la carrera, ponía citas de libros. Pero casi siempre, de Todo modo. Uno de esos libros que te cambian la perspectiva de muchas cosas, de muchos asuntos. A cada cual, lo suyo empieza con una carta anónima, en un pueblo, con una amenaza de muerte. "Y no es asunto de cuernos". Anónimos. Ya no se lleva escribir directamente. Lo de ahora es una vergüenza, una justicia poética de una sociedad que se fue a la mierda hace muchísimo tiempo. Demasiado tiempo. ¿Es un secreto lo que votamos? ¿Seguro? Si no estamos adscritos o afiliados a un partido o a un sindicato, no sé si podemos sacar alguna conclusión. A mi me acusan tanto de podemita como de voxita (algunos públicamente). El que recibe la carta anónima, tenía unos planteamientos (algunos lo llaman maximalista) a la hora de votar un tanto particulares: "al partido socialista en las generales, por tradición familiar y recuerdo de juventud; al demócrata cristiano en las municipales, por amor al pueblo, que con administración democristiana siempre sacaba algo al gobierno, y por evitar el impuesto sobre la renta familiar que los partidos de izquierdas amenazaban con implantar". Sciascia marcando el espectro italiano, antes de 1992 y 1993, antes de milagros asombrosos, en pleno estado gomorrita y suburrita. Y muestra al asesinado como un tipo afín a todos (a todos los que creían en él): los conservadores pensaban que era conservador y los progresistas también pensaban que era progresista. ¿Cómo es eso posible? ¿No están repitiendo en España los adjetivos con Abascal que hace años utilizaban con Rivera? ¿Errejonistas todos? ¿Melenas fuera? Y también podría ser por la caza. Cazadores todos. Perros de caza asesinados... por la estrictina. Siempre Sciascia sembrando dudas, dejando puntos suspensivos por el camino. 11 perros nos indica LS que tenía el farma de turno. Y ya se sabe el efecto Frankestein, como dice Rafa Latorre en su artículo, que los locos están muy locos. Y los perros locos, más. Pero no cayó muerto solo el farma, tuvo compañía y también respetable: el médico. El doctor, y no era Valentino el de las motos. No. Estamos hablando del 64. Dos cazadores cazados en acto de servicio. Hay que ponerle huevos y pistolas, por partida doble mínimamente. Y las habladurías, las bodas con feas por interés (ya lo decían Los Nikis) y todo el Sálvame de la Historia de Italia. Todo modo, siempre. Y la moral, y la ruptura de un enlace anunciado y ya lo dijo Franco cuando lo de Carrero Blanco: "No hay mal que por bien no venga". Sabemos asuntos y nos los callamos, no vaya a ser que jodamos la marrana. Y todo eso en un Aljucer de la geografía, en un pueblo que no llegaba a los ocho mil habitantes. Casi nada. Rumore, rumore, que cantaba la flaca italiana. Y en esas que el profe de turno, con "fama de anticlerical" (como casi todos los profes, sobre todo de Historia, tenemos y no sé el motivo) empieza a investigar, y busca la fuente del anónimo, los recortes de ese periódico oficial vaticano cuyo nombre conocemos todos, o, por lo menos, todos los que lo conocemos. ¿Era así o lo he alterado? ¿Otro ejercicio de aljucerización de la vida? Y el profe, en mitad del berenjenal con perejiles, olivo arriba olivo abajo, empieza a preguntar. Y el hilo de la cometa que busca viento en primer lugar es la del periódico y nos los callamos, no vaya a ser que jodamos la marrana. Y ahí empieza la investigación. En Italia, salvajemente mediterráneos, pasaba como en España: el personal sabía quién compraba el periódico concreto. Pasó, sin ser salvajemente mediterráneos, en Vascongadas en la peor época de guerra. Y ahí empieza la investigación. En Italia, salvajemente mediterráneos, pasaba como en España: el personal sabía quién compraba el periódico concreto. Pasó, sin ser salvajemente mediterráneos, en Vascongadas en la peor época de guerra llevada a cabo por la ETA. ¿Guerra? Sí: el terrorismo de ETA era la guerra. La maldita guerra. Y empieza con los curas. Y ya se sabe que no hay dos curas iguales. Nunca. Y además, en tiempo de sermones, cortos los sermones. Y el primero de los curas, como buen cura, no creía en casi nada, porque todo es mentira. Sigue siéndolo, con o sin sotana. Todo es mentira. Y los curas saben mucho de mentiras. Hasta habla este primer cura de la mierda que saltaría en el Pravda si lo mandaran a tomar viento. Por cierto, no estamos en 2013 pero seguimos sin noticias del cura de Churra. ¿Qué fue del cura de Churra? ¿Qué fue de aquel video? Y el profe, pensando en la península Itálica y en la Italia insular, acaba entre sus neuronas asegurando que «hay tanta gente simpática a la que habría que cortarle el cuello…». No. No hay que fiar(se) de los simpáticos a la primera. Hay que conocerlos. ¿Por qué son simpáticos sin motivo aparente? ¿Por amabilidad? ¿Esconden algo? Seguro. Todo es mentira. Bueno, menos para la Iglesia: Dios y la muerte. El puto miedo a la muerte con el que nos asusta la santa madre... Iglesia. ¿Todo comunista o socialista lleva un fascista en su interior y no lo sabe? Y suegros hablando de nueras como "mujeres de cama". Y palabras para recordar: "El muerto está muerto, ayudemos al vivo". Y por supuesto que los hombres sin fe, sin acento, pueden tener piedad. Esto no es Sin perdón, y Clint Eastwood no es inmortal. Creemos que lo es pero no lo es. Y las tapaderas, para algo están. Viva el barniz, viva ilustrar historias ajenas con dolores propios. Y por supuesto que vivimos entre y para los gusanos. Únicamente trabajamos (en el caso español, medio año de sueldo) para alimentar gusanos políticos, constructores, villarejismos del conocimiento vaginal y chusma variada... como en Italia. Y no conocía yo la historia de Cesare Mori, historia que habría que recordar más. Y en primera persona masculino singular si puedo asegurar que ir a currar en bus, y esperar que empiecen las clases tirado en la calle o en un bar, cansa. Muchísimo. No el trayecto, las esperas. Las putas esperas. Y prefieres la comodidad a un buen sueldo. A la mierda el dinero y el carné de conducir y los reproches maternos. Y nos deja LS frases para enmarcar, frases para decir en esa misma sala de profesores llena de supuestos comunistas de chalé pero que van en su coche a trabajar: "Así sois los comunistas: con una frase hacéis una soga y ahorcáis a un hombre… ". Y la verdad es que en España, en Italia... ya de igual ser de derechas o de izquierdas, porque vienen a ser lo mismo (la derecha e izquierda clásicas, lo de PI, lo de SA, lo de MS, son partidos distintos, ligas distintas, deportes distintos). Y no todos los Benitos en Italia tienen nombre por el Fascio ( en este caso por Benito Juárez el que mandó asesinar a Maximiliano). Menuda pasión. Estoy imaginando en España casos similares... aparte del José Antonio que tenían todas las familias españolas del Franquismo. Tiene narices, pijo. Y Napoleones, y Letizias con la última letra del alfabeto. Y sí, todos, antes o después, somos un poco fascistas. O mucho. O muchísimo. Ponga usted su cuota de fascismo en el fascismo. O de comunismo. ¿Es Pablo Iglesias fascista o comunista? Gabriel Albiac diría que lo primero, pero eso sería un debate muy largo de desarrollar... e imposible de acabar. Y más joyas, por si en noviembre tenemos que volver a ir a votar o no votar, o ese 10N nos inventamos algo mejor para no ir al colegio electoral: "Hay quienes son partidarios de un político por una subvención, un plato de espaguetis, una licencia de armas o un pasaporte, y otros, como yo, por estima, respeto, amistad… y piense el sacrificio que es para mí salir de casa para votarlo". Y como de fútbol, política y medicina (todo el mundo opina), ya nos advierte LS que es mejor encerrar(se), es mejor llegar a la caverna platónica por iniciativa personal (¿nos llaman locos a los no cuerdos?) y alejar(se) de cualquier tipo o individua que te cuente su puta vida: "En cierto momento de mi vida hice cálculos: si salgo de casa con idea de conocer a una persona inteligente, a una persona honrada, corro el riesgo de encontrarme con, de media, doce ladrones y siete imbéciles que están deseando comunicarle a alguien lo que opinan de la humanidad, del gobierno, de la administración municipal, de Moravia… ¿Cree que merece la pena?". Y si tenemos cerca libros, o libros cerca, no es que estemos salvados, porque también se bombardea en las guerras a la población civil, pero es distinto. Antes o después, pese al escarnio y al robo de Montoro y Marisu, llega la cacería, pero después de leer sabes (casi siempre) si serás tú la próxima presa. Y después de muchas pajas mentales, siempre encontramos al malo, al asesino, al criminal. Pero muchas veces ese malo, ese asesino, ese criminal, es de guante blanco. Delega el mal en manos ajenas. O no. Y como en España, LS hace el análisis preciso, independientemente de las fechas: "Italia es un país tan curioso que cuando se empieza a luchar contra las mafias regionales, es porque se ha instalado una nacional… Pasó algo parecido hace cuarenta años, y si bien es verdad que un hecho trágico toma visos de farsa cuando se repite, así en la gran historia como en la pequeña". Y casi siempre LS, entre cementerio y caminos de pinos y abetos, acierta en la familiaridad de la mafia: "cuanto más primo, más me arrimo. Los peligros son tres: primos, cuñados y padrinos. Los enredos más graves se dan casi siempre entre parientes y padrinos". Casi siempre. Y es verdad que los políticos son unos jodidos perros (casi todos) que no han leído en su puta vida. En su asquerosa vida. Apostilla LS: "Hay marxistas que no han leído una sola línea de Marx". Con razón. Siempre hubo (con otros nombres) postureo. Siempre. Y sigue el autor: "Y populares —como acostumbraba el barón llamar a los democristianos— queno han leído una página de don Sturzo". Pero es que hay muchos profesores que no saben quien es don Sturzo, quizás ese sea el problema. Y las apariencias engañan, siempre: "No sabe usted la de personas serias, dignas, cultas, que buscan la compañía de las prostitutas". Y los Santos y el día de la Victoria y unos noviembres que ya no son lo que eran. Nunca. Y siempre hay un Judas (real, imaginario, subvencionado, mediopensionista, con minusvalías) al que colgar. Siempre sea por el bien común. Y a cada caul, lo suyo. Grande Sciascia.

Rosell acierta (otra vez)

No me leí la obra de Sénder. No. La tuve en mis manos por tierras cartageneras y luego pasó a manos de Don Importante y allí se quedó. Habrá que volver a ella y comparar lo que nos indica hoy el director de El Mundo y todo lo demás.

sábado, 6 de julio de 2019

Westworld. Segunda temporada

Nada como un día de chupinazo en San Fermín y si ikurriña para terminar de ver la segunda temporada de Westworld. Nada como volver a creer en que todo es mentira, utopía, irrealidad y dolor de muelas (tano o más que una sesión de investidura en la Asamblea Regional de Murcia). Vamos a empezar a ver de nuevo que la única manera de ganar es no jugar. Vamos a empezar a viajar del pasado al futuro, de copiar y pegar y recrear y fotocopiar sesos. Vamos a decir mentiras, pero con buenas máquinas, y buenos inventores de máquinas. Vamos a empezar a contar sueños (otra vez). Vivan los sueños. Vivan los significados. Viva lo no real y lo real. ¿Qué mierda es real? Esclavos haciendo esclavos. Mierda sobre mierda en la segunda temporada de Westworld. Rebelión de máquinas. Viva la sangre, viva el placer violento, viva la jodienda bajo la arena del desierto y de la playa, de la puntilla y la barra del bar, del dolor de cosas blancas en el cerebro y de una soga en el cuello. Venganza. Viva la venganza. Dice Dolores en el primer capítulo que sabe como acaba la Historia. Y a lo mejor tiene razón. O no. No sé yo. Pasamos del Plan B al Plan A. ¡Verdad! ¿De verdad que si miras hacia adelante sigues la dirección falsa? Deja y retrata esta segunda temporada de Westworld frases en plan García hablando del Buitre: "Ni una mala palabra, ni una buena acción". Una buena acción no disimula la maldad de décadas. Y frases en plan Sospechosos habituales: "Decían que había dos padres; uno, arriba y otro abajo. Mintieron. Tan solo está el diablo. Y si miras hacia arriba desde el fondo lo que ves es su reflejo, descojonándose de ti". Lo dicho, frases míticas. No hay que fiarse ni de los muy buenos ni de los muy malos, pero los peores son los buenos intermedios y los malos tibios... "Si quieres engañar al Diablo, le debes una ofrenda". Vamos a terminar el cuento, aunque el cuento tenga puntos suspensivos. Recreación visual aunque maniquea hasta el tuétano. Toca disfrutar de esta segunda temporada de Westworld una y otra vez, sentimientos indios y de los otros, recreaciones en mitad del barranco en plan Stargate. Y todo lo demás, también. Coda: Y puestos a utopizar sentimientos y retinas, busquemos que sean infinitas, busquemos resquicios de dolor frente a puertas que se abren a nadie sabe dónde.

Cirugía para la CARM

Estaba recordando, entre nuevos fichajes de Leonard y George, el NY del otoño de 1900, el otoño de The Knick, el otoño de nuestras vidas, el otoño que llega cuando menos te lo esperas. Después del esperpento del jueves, y el de los últimos meses (Valcárcel, Garre, PAS, NINI), y el de los últimos años, y el de Collado y sus secuaces, veo que solo hay una solución. Debemos buscar a alguien sin escrúpulos, alguien que piense en su hospital aunque tenga que desconfiar de un negro porque sea negro, que tenga inyectarse en su sagrado pene la mejor cocaína para salir adelante. Debemos operar a la CARM antes de la intervención, antes de la bancarrota definitiva (en la que ya estamos), antes de la suspensión de pagos. Rescate, cirugía, salvación.

viernes, 5 de julio de 2019

De catalanes de provincias y madrileños socialmente no retrasados.

Lo de ayer en Cartagena, en la Asamblea Regional que según un conocido jurista y articulista debió arder entera cuando fue incendiada, fue un puto cachondeo. Pero un cachondeo teledirigo. ¿Y quién utilizaba los drones? Pues está muy clarito: unos catalanes de provincias (que han abandonado Cataluña, tiene cojones) y unos pijos (Alfredo Díaz los llamaba socialmente no retrasados, creo que era él) de Madrid que están jugando "a las políticas" (EHDLCVD dixit). Vaya unos santos cojones. Los de todo. Los del club de fan de Macron y de Malú, por un lado; los de misa y pronatalistas de otro. Vaya una mierda que montaron. Ya me da todo igual. Todo igual. La autonomía de la CARM debía ser intervenida: nuestro déficit es insostenible. El problema es que nos dejamos manipular por unos catalanes que ya no son catalanes y de unos madrileños con acento superpijo que no saben lo que es Murcia (Cuba sí, por supuesto). De Miami hablaremos otro día, que diría García. Nos tratan como chusma murciana, pero eso no es nuevo. Nada nuevo. Tiene cojones que los que han estado los intereses de los no catalanistas en Cataluña nos traten como extranjeros en la propia región de Murcia. ¿Preguntas? ¿Dudas? ¿Observaciones? ¿Cuestiones? Catalanes todos y madrileños todos, pero los murcianos peor que los judíos (antes, ahora, siempre). Tiene cojones, tiene cojones. Y Franco, después del asunto, mirando a Garaulet esperando respuesta. Vivan las gafas de diseño. Viva el Capitán Conesa. Viva el sobrino del excura. Y vaya show de tuit en tuit. No esperaba palabras tan nefastas de tipos como Girauta. De Villegas y Espinosa de los Monteros me espero cualquier cosa; de Girauta, no. Coda: Falta que vengan a pasear(se) como hizo Franco en 1963. Lo único que les falta. Qué cantidad de impresentables. De traca.

martes, 2 de julio de 2019

Después de Rajoy y Sánchez...

... únicamente podemos ir a un sitio. Directamente hemos sido testigos, podemos dar testimonio del desastre, podemos atestiguar el infierno hecho político. Qué cantidad de mierda hemos tenido y vamos a tener que soportar.

Frases ginesocaballerística

"Tenía un jefe en el Hospital General que se comía las culebras vivas y las cagaba muertas". EHDLCV en uno de sus momentos de lucidez.

La última víctima de ETA era un negro

Otra vez. Otra vez hay que leer a Arcadi Espada. Parece que no nos acordamos de los asesinatos de ETA. Pero hay que intentarlo, antes, durante y después de la entrevista a Otegi en RTVE. Hay que cordarse todos los días y de todos los muertos. Hace menos de 10 años pero parece ayer. Y si. Era negro la última víctima de ETA. Y no. No lo mató la extrema derecha. No. Fue la extrema izquierda de ETA.

lunes, 1 de julio de 2019

Alsina retratando a Zapatero (1 julio 2019)

Frases que hacen recordar grandes series

"El 50% de los americanos son obesos. ¿Sabes lo que es un obeso? Gordo como un hijoputa. En el resto de los países, no hay gordos. Piénsalo, tío. ¿Cómo se pone gordo un hijoputa? Te sientas en el sofá, te dedicas a comer y a ver la tele todo el día. Los blancos, los mejicanos y los negros, todos gordos como hijoputas. El hombre blanco ha creado un sistema tan lleno de excesos que hasta los pobres están gordos. Verás, es la clave de todo esto. Deberíamos entrar en esos sitios que están tan jodidos... Irak, África... y poner un gobierno e infraestructuras, McDonalds, Starbucks... y luego dejárselos a ellos. ¿Si no cómo conseguiremos que esos cabrones hambrientos no tengan ganas de matar? Pon un McDonads en cada puta esquina... Dónde volemos una esquina pongamos un McDonalds. Y ya está". ¿Por qué no ponemos en las clases de nuestros institutos Generation Kill?

Frases para sanchezostizar(se)

"España sucia de porquería fascistona, empeñada en renegar del pasado inmediato, del presente, del futuro, del pluscuamperfecto y de la madre que lo parió". Miguel Sánchez-Ostiz, El corazón de la niebla

Frases para tellerizar(se)

"Lo único más peligroso que una chivata es una yonki chivata". Jackson Teller, SOA 6X02