lunes, 18 de mayo de 2015

6 días

A falta de 6 días, la España panderística sale a relucir en los telediarios públicos. PP y PSOE muestran plazas de toros y mausoleos del deporte venidos a menos llenos de seguidores enfebrecidos aplaudiendo a quienes no saben lo que es un cajero automático porque tienen otros ingresos. Todo muy gris, como el cuerpo policial que tuvimos hasta el 78. Todo muy en plan Imperio Romano: los que han sido robados, os aclaman. Ahora hay empresas orteguistícas donde había negocios de verdad, pero cualquier asunto vale para estar en el altar de la riqueza. Ya no hay bares como los de antes. Las calles están podridas. La misma mierda de siempre. ¿Cambiar bipardismo por un póquer de partidos? ¿Y quién es el comodín? ¿El futuro presidente del sultanato de Sean Connery con toda la mierda que tiene detrás? No lo sé. Hay tantos casos en todos los partidos que esto da miedo. Pavor. El cainismo político saldrá a escena el mismo domingo por la noche. Los pesebristas de la política ya hacen sus estrategias, ya se enrocan en una esquina del tablero ideológico. Hoy verde, mañana azul; ayer magenta, hoy naranja; nunca democrático, siempre falangistas. Falangistas todos, entonces. El orgullo de mamá metido en su polo de 125 pavos quiere ser concejal después de su particular ruta 66. Del infierno a la felicidad a través de las urnas (y se acabó el madrugar y el trabajar). Y todo lo demás.

1 comentario:

Tarambaneando dijo...

Falta Alfonso Guerra y resucitar el cuerpo incorrupto de Fraga en plan The walking dead y hacemos un remember the 80's.