jueves, 22 de junio de 2017

Better Call Saul. Tercera temporada.

Todo es mentira en la vida. Todo es mentira en la vida del falso Saul. Todo. Se junta todo. Dramones. Enemigos en casa. ¿Son solo tres series en una o son más? Demasiadas historias en la tercera temporada de Better Call Saul. Al igual que en la tercera temporada de Fargo, la relación entre hermanos es el eje central de la historia, pero hay muchas más historias. No vale el pasado. El pasado es ahora. Y está aquí. Haciendo anuncios. Baterías en bolsillos. Juicios. Papel de los de toda la vida. El morigerado de turno, el criado bajo manto de rico, el más o menos posicionado no sufre; los que se buscan la vida, hacen lo imposible, posible, pierden. Siempre pierden. No llegará el día. No llegará. En mitad de esa lucha, en mitad de la pastilla cambiada, en mitad del taller paterno, en mitad del cobro del día, en mitad de las paredes de madera arrancadas, sale una luz: victoria, derrota, utopía. Saul sin tilde para sus amigos va cambiando, paga su servicio; su hermano, cobra a lo grande por el agravio. Las otras dos patas de la mesa, siguen su guerra. Cuatro series en una, cada momento a su lenta velocidad, cada uno estima un estado, una ilusión, un dolor tras un accidente, unos folios en mitad del desierto, unas zapatillas colgadas en un cable, un paso fronterizo donde parar, un bufete que controla tres estado. Siempre hay un 18 de julio para empezar una nueva historia que se hará vieja. Siempre hay un dinero que invertir. Siempre un sufrimiento para conseguir algo. Siempre. El problema es saber plasmarlo, moldearlo correctamente para expresarlo con imágenes, con palabras y, de vez en cuando, con la música adecuada. Y no siempre esa música es celestial. Y todo lo demás, también.

El espíritu de Jerry García

O Garcia. Me da igual. Su espíritu, su forma de vivir, su influencia posterior, sus palabras, sus actuaciones, el valor de la contracultura, el valor de hacer lo que apetece pero hacerlo bien. Busquemos en nuestro interior lo que puede hacer(nos) mejor. Espíritu.

miércoles, 21 de junio de 2017

Himno atemporal de 21 de junio de 2017

El himno definitivo

Escuchar El La Oscuro De La Fuerza es un ejercicio de pulcritud sonora. Necesitados de niveles de abstracción, buscamos soluciones a problemas bajo músicas hipnóticas, intermediaciones que nos llevan de lo concreto a lo que nos determina de por vida. Himnos, himnos, himnos.

La joya escondida

De tarde en tarde, sorpresas de la vida, se encuentran joyas que han quedado aisladas, al margen de (casi) todo y que tienen diamantes en su interior. Ese aislamiento, es cinturón sanitario ante la estupidez, tiene un precio. Ahora, con la foto de rigor, se hacen distintos tipos de preguntas. Pero estamos demasiado mayores para contestar. Demasiado.

martes, 20 de junio de 2017

Los himnos que no cansan

Hablaba el hombre de la camisa, entre libros de ajedrez y ordenadores viejos, entre goteras y cables sueltos, entre millones de erratas y libros subrayados, de la profundidad de los himnos, de la pureza de las cosas que nos gustan, de los laborales hechos festivos. Y todo lo demás, también.

Las evaluaciones, los cafés y todo lo demás

Nada como llegar al cuarto café entre evaluación y evaluación, entre humedades y vientos sin levante ni camino de Las Azores ni sobras de Carnaval. ¿Qué fue de los Lunes de Carnaval?