lunes, 21 de agosto de 2017

¿Qué fue de aquellas reivindicaciones?

No escuché en mayo de 2015 a ninguno de los grandes partidos hablar de la constitución de un ayuntamiento en El Palmar. Todo queda en el olvido. Todos iguales. Todo pasado. Todo mierda.

sábado, 19 de agosto de 2017

Top of the Lake. Primera temporada

Es la primera temporada de Tof of the Lake una sucesión de recuerdos, de llantos, de niñas embarazadas, de colgadas en mitad del campo, de drogotas que preparan droga, de gente que quiere joder a la verdad pero no puede. Violaciones que recuerdan violaciones; colgados que recuerdan colgados; citas en busca de nuevas citas; vino en busca de más vinos. Perros enterrados y suicidas aburridos. Niñas en el lago. Dardos en el pecho. Demasiado para solo siete capítulos. Camas ajenas. Cinturonazos ante la tumba materna. Cuerdas y zorras estúpidas. Cafeteras en mitad del paraíso. Contenedores de locas. Cánceres que desean ver nietas fruto de violaciones. Dramón en toda regla en mitad de un infierno, como casi siempre, muy personal. Demasiado personal. Y en mitad de ese descenso apocalíptico, como en tantas ocasiones, la señorita Moss, la misma de Mad Men, la misma de El Ala Oeste e la Casa Blanca, la misma de El cuento de la criada y tantos capítulos inolvidables. Llantos y quebrantos y todo lo demás. Llantos y quebrantos, padres que aparecen para llorar aún más, mujeres guapas venidos a menos. Dejar de pensar; buscar el precio del oro; trabajo por té; ayudar a quien no quiere ser ayudado. Y siempre hay sorpresas con los buenos, los malos, con los más cabrones y los supercabrones. Eso de que la vida es bella es un cuento chino. Un cuento chino con vistas al lago. Y todo lo demás, también.

Dunkerkear y rumiar

viernes, 18 de agosto de 2017

Con el gran Jero en Pamplona

Gran tipo, gran persona. Educado y un crack.