martes, 17 de enero de 2017

lunes, 16 de enero de 2017

La lluvia, la nieve, las conversaciones profundas

En esas estamos. A mitad de enero. Un gobierno que nos sangra a impuestos; una oposición que no ejerce de oposición; unos partidos que venían a renovar el panorama político pero que son incapaces de nada. Y, en mitad de este desolador panorama, nos hemos vuelto a perder en nuestras profundas conversaciones: la lluvia, la nieve, el frío del invierno. Seres aneuronales o, como mucho mononeuronales, hablando profundamente sobre el la meteorología. Maldonados del mundo, uníos. No hablemos del libro de este mes, de la serie de este mes, del partido de esta madrugada. No. Toca hablar del frío del invierno. Con un par. Los tenemos blindados. Y, mientras, montorísticos impuestos nos sangran. Cada uno tiene los ministros que se merece. Y todo lo demás, también.

sábado, 14 de enero de 2017

La comparsa

Siempre, antes o después, llegará la comparsa invisible, la comparsa misteriosa que anuncie nuestro último momento, nuestro freno en el final del derrape. Más vale tarde que nunca. O tal vez, no. Pero siempre gritaremos: ¡Vivan las comparsas! Coda: ¿De verdad llegó tan lento? ¿De verdad era el final del cuento? ¿Moraleja?

Promesas y ceros

¿Reflexionamos lo suficiente sobre la mentira? ¿Reflexionamos lo suficiente sobre las mentiras que decimos y que tienen influencia sobre los demás? ¿Reflexionamos lo suficiente sobre los himnos olvidados que antes sonaban en bucle en nuestras cabezas y ahora solo son un eco en mitad de una calle vacía? Mentiras, mentiras, mentiras. Todo es mentira.

17

¿Ha vuelto el mejor Ricky Rubio? ¿Ha sido la baja de Zach LaVine el detonante de su mejor juego? Veremos.

Grantchester. Segunda temporada.

Lo (supuestamente) idílico, la relación detective/pastor se deteriora. Nada es duradero, nada es para siempre. Pero siempre queda algo, queda colaboración aunque no adoración. El guardián de la relación, ángel guarda de sermones estudiados, no tiene tan claro los hechos y las consecuencias. Pesadillas, guerras inacabadas, relaciones imposibles, cuadros que adorar, guantes robados, campanarios de ascenso y juicios con consecuencias. Buenísima segunda temporada de Grantchester, siguiendo la estela de la primera pero profundizando en el drama, en el dolor, en el anhelo de lo imposible, en fotografías de terror y miedos al siguiente paso. Y puñetazos entre amigos e intentar vivir con el corazón roto. ¿Imposible? Siempre es posible, aunque duela. Gran temporada la segunda de Grantchester.

viernes, 13 de enero de 2017

Buenas noticias

Por fin, esta semana, una buena noticia. Hay libros de obligada lectura, y este de Miguel Sánchez-Ostiz, más todavía. Buenísima noticia.