martes, 16 de junio de 2015

Arrobamiento

En estas situaciones estamos en el (des)concierto de las nuevas políticas municipales. En pleno éxtasis están algunos con sus comentarios y el desentierro de las palabras. Hay de todo en la viña concejil, y, la mayoría, perecederamente prescindible. ¿Cuánto durará la fiebre? ¿Cuánto en agonizar el perro enfebrecido? ¿Cuánto hace que no miramos el reloj? Pues no nos queda nada...

1 comentario:

Necronomicón.net dijo...

A mí, de momento, me saltan tres avisos para poder comentar en blogspost, y no es humor negro.