lunes, 3 de agosto de 2009

El amor.

No existe. El amor, digo. Está mal planteado. De raíz. Como un ficus amenazante en una plaza repleta de gente. Es imposible. El amor no puede ser verdadero, porque la sinceridad nunca será completa. La palabra está en la calle, y la pandereta del rumor, antes o después, llegará a tus tímpanos. Y los oídos te dolerán. Entonces caerás en el desamor, y te darás cuenta de que todo es un truco de marketing. Como cantaban los Dúplex, "el amor es un invento de los centros comerciales". Por lo menos, en la postmodernidad. Y tendrás la sensación de estar absoltumanente perdido. Por dentro y por fuera. Y recordarás las mamarrachadas aquellas de la conexión Romeo y Julieta, y el hoy te quiero más que ayer pero menos que mañana, y todos esas cursiladas de algodón de azúcar. Te lo dije, que ese algodón es más falso que un billete de Mortadelo. Pero no, no quisiste hacerme caso. Te lo dije, que no te fiaras, que Cupido es un agente doble al servicio de una abogada experta en divorcios. Todo tiene su tarifa. Así que olvídate. Y simplemente, esto no es amor.

7 comentarios:

Necronomicón.net dijo...

El “corto de Jameson” es cojonudo, me he reído un güevo.
Pero creo que el amor existe, aunque se necesiten varios intentos hasta encontrarlo.
Creo…

supersalvajuan dijo...

Necro, o quizás será como lo de Colón: buscar la India para encontrar América. O que sé yo.

Juan Luis G. dijo...

Y yo que creía que me querías...

Todo está idealizado, publicitado y comercializado.

supersalvajuan dijo...

Juan Luis, todo marketing. Como los mundiales de natación, ya no son lo que eran, ahora sólo son un concurso de flotadores

Atila el Huno dijo...

Quía!! Ya arreglará eso la Cibenética.

alfonso dijo...

esta bien, bastante bien
lo bueno si breve...

Lilyth dijo...

jajajaja como he reído con el corto por un lado y con el comentario de la natación por otro jajajaja
El problema del amor es que se tergiverso como concepto cuando entró en juego el amor romántico, desde entonces estamos perdidos, aunque históricamente hablando, no es mucho tiempo, ya encontraremos el camino, mientras... a cavar se ha dicho! jajjajaj