lunes, 28 de enero de 2013

Depresiones invernales

Hoy, como buen lunes, toca leer a Paul Shirley aunque todos sepamos donde tiene el melón Howard. Con o sin pepitas, pero sabemos donde tiene el melón Howard. Sí, se nos ha jodido Rondo y ya nada será igual de aquí a Junio. Hay un algo con muchos puntos suspensivos que no sabemos completar sobre como será el panorama de aquí al húmedo junio. Los de púrpura y oro pasan de su entrenador que cojea, algo casi como una mesa en mitad de un salón lleno de muebles isabelinos. Los entrenadores son como los profesores, un mal necesario; D'Antoni, un inepto en el momento equivocado. Bueno lo de multar al equipo que contrate a Jared, también. Eso también, y muchas cosas más. Pero nada más de ladrillos, que el muro y sus bricks no dan para más. Y punto.

2 comentarios:

Clares dijo...

Tú no te deprimas, hombre, que la vida es breve y hay que disfrutarla. Quizás eres demasiado joven para verlo, la juventud tiene tanta fuerza que puede permitirse el lujo de deprimirse.

supersalvajuan dijo...

Tienes razón.