lunes, 28 de enero de 2013

Vulgar

Algo así como un político en España. Un hijoputa con pretensiones, un cabronazo sin escrúpulos, amigo de construcctores y promotores de viviendas, sobornando a concejales de Urbanismo, metiendo sobres con billetes de 500 en las americanas de los alcaldes, fácil con los puros ajenos y penetrador de las putas más elitistas de la comarca. Pues eso, prevaricad, malditos, prevaricad, antes de que la troika nos meta en vereda de quince cañas. Y todo lo demás.

2 comentarios:

hoymehadadoporahi dijo...

Qué bien te salen los insultos, tienes un estilazo.

salvajuan dijo...

Será la costumbre, joder.