sábado, 29 de marzo de 2014

Dependencias

Aleatoriamente, el tarot de turno te pone, sin motivo aparente, en La Moncloa, y no sabes torear y eres un inepto y no sabes hacer frente a las cosas. Y luego, pasa lo que pasa. Date un baile y haz un poco más el ridículo, pijo. Y todo lo demás.