lunes, 6 de agosto de 2012

Diario de un interino en paro (XXXII)

No es cuestión de pensar mucho, pero solo un ratito de vez en cuando mientras se tienen entre las manos joyitas del pasado y del presente, aunque algunos les pongan pegas a las cervezas de Murcia y las cantantes de Murcia. En fin, que siempre hay horas de más para recordar los panteones de ciertos políticos de rango internacional. Pero, de vez en cuando, canciones te salvan la tarde. Hoy también pediré horas de más para poder cuantificar todo el dolor que se escurrió entre los dos. Sigo haciendo listas cortas que marcan el ritmo de mis días y ahora sé que no podré encajar otro golpe igual, me matará sin avisar. Respiro con fuerza mientras me levanto, apenas puedo sostenerme y ni siquiera sé qué va a pasar. Solo veo luces claras, los reflejos de tu cara y mi medalla de plata. Hoy también cederé mi otra mitad sin rechistar para aguantar un poco más con dignidad hasta el final.

6 comentarios:

M_a_R dijo...

muy buena la foto, no sé quien te la haría pero entiende jaja.

Necronomicón.net dijo...

Poca espuma hace esa cerveza...

Rubén dijo...

Las canciones te salvan la tarde, pero a algunos políticos en el poder no los va a salvar ni la Novena Sinfonía de Beethoven

Atila el Huno dijo...

Ni se te ocurra tirar los cascos...recíclalos...con una miajilla gasolina y un trapo!!

Saludos MMXII !!

jm dijo...

Las cervezas y las cantantes de Murcia, extraordianarias!!

supersalvajuan dijo...

Mar, fuiste tu y rapidísima máquina. Necro, yo estoy en contra de la espuma del mar y de la cerve, manías mías. Esos políticos tendrán el infierno que se merecen. Atila, me lo apunto. Jesús, las críticas a Marina Kinski no están justificadas