martes, 6 de mayo de 2008

Dueños de la calle.

El cine y sus repercusiones, que diría un título julay. Ayer ví Dueños de la calle. Una de polis corruptos. Miento, es raro que aparezca en este film alguno normalito. La verdad es que en ese gremio hay mucho tipo “singular”. Y cuando es una unidad especial (en Los Angeles, una especie de unidad antitodo, que encima parece la ONU, con su cuota negrata, latina y un Keanu Reeves todavía atormentado por el fallecimiento de su esposa). Y encima KR se bebe hasta los floreros, incluidos los ajenos. Y negros matando negros, y negros con dientes de oro que rebosan bajo tierra unidos en fraternidad. En general quiere resaltar la corrupción de las unidades de élite, y el trabajo oscuro (pero necesario) de asuntos internos. La policía dentro de la policía y todo lo demás. Se dice que en las jefaturas de estudios de los institutos siempre debe haber un policía buen@ y un policía mal@ (¿y cuándo hay tres? ¿es tont@?). La moraleja de la peli es que todos son malos, aunque puede que al final, alguno tenga su corazoncito. O no. La frase de la peli: “¿Cómo crees que se toca a los intocables?”. Pues eso, id al cine.

2 comentarios:

jm dijo...

No sé si has visto la serie que emiten en Antena Neox los domingos a las 22:00 "life on Mars" va también de polis de los años 70 y todo eso. Merece la pena

salvajuan fernandez dijo...

En el poblado postindustrial en el que vivo no recibo bien el TDT. Pero gracias, regalador oficial de consejos. Chaíto.