martes, 27 de mayo de 2008

Perplejidades.



Hace un par de semanas, estando en villa Espinardo, a unos metros de la Estrella de Levante (no podía ser de otra manera), vi en un cruce que indica Los Gerónimos. Bendito sea Dios, nunca mejor dicho. Si es que hasta el Señor Word lo pone con jota automáticamente. En fin. El cuento de nunca acabar, cómo las calles de numerosos pueblos de Murcia y alrededores, con el nombre del escultor sin z. Salcillo. Olé tus huevos. La fotito de los Jerónimos es de hace un par de semanas. Y no hablo más que me caliento.

Joder cómo se pasa el tiempo. Qué se lo digan a Juan y Junior. La caza.

Leo esto en El País y me quedo perplejo. Menudo desperdicio.

3 comentarios:

eme dijo...

Pues los pelos de Juan y Junior todavía se siguen llevando, no sé, tienen su punto.

El título le va como anillo al dedo, ¿Quién no se quedaría perplejo ante una noticia así?.

Bueno, mirémoslo por el lado positivo, ahora hay más motivos para ir a beberse el Nilo.

:-)

porri dijo...

No hace falta irse. Beberse directamente.

rakel dijo...

Creeme que he visto el Nilo desde bien cerca y ni x mucho alcohol que le tiren.Pero lo del morito ese si que es alteración mental y no la d mi vecina,esq piensa quedarse sin clientela??Locuras,locuras....lo que yo t diga