lunes, 5 de mayo de 2008

Cuenta(s) pendiente(s) (I).

Tengo cuenta(s) pendiente(s) con la gentuza del cercanías. De Murcia en general. Cuánto subnormal y cuanto retrasado junto. Es cómo si hubieran ido a un puto zoo y hubieran cogido a los más inteligentes. Y no valen los pingüinos, que luego ya se sabe, que hay otras bestias que abusan de ellos. Un próximo día de junio se cumple un año de un lamentable incidente en el que me vi inmerso. Cómo no puedo hacer lo de Tarantino, y todavía no soy amigo de la chica del chándal amarillo para conseguir que me ayude a un trabajito de banderillas, voy a comenzar una alternativo proceso de ilustración y descripción del lamentable servicio al que nos vemos obligados los que, como yo, somos peatones miserables. Porque, todo hay que decirlo, queremos ser peatones miserables. Y en la próxima reforma constitucional, ya se lo que le voy preguntar a Fraga. Y no va ser por la pequeña Sofí.
Lunes 5 de mayo de 2008. El cercanías a Alicante debería salir a las 8:55. Sale a las 8:59. Mejor no me quejo. La vuelta debería haberlo hecho a las 15:20 y lo hemos hecho a las 15;28.
El pestazo que hay en los vagones. El lunes pasado le dije a uno de los revisores que le diese marcha al aire acondicionado. Me miro perplejo. Y me dijo que era cuestión de los vagones. Y a mí que!, le dije, perplejo yo, ahora, a las 4 menos 24 de la tarde y con una cara de gilipollas asfixiado. Y no me dijo nada más.
El techo y las bicis. El techo parece que se me cae encima, lo mismo da a las 11 de la noche que a las 8 de la mañana. Otra cuestión es la de la bicicletas que suben algunos julays. Las dejan allí, en medio de ninguna parte y de pringas de la mierda más asquerosa que llevan las cubiertas más desgastadas de la historia, y te pringas los pantalones, y te dan ganas de llamar a Roger Avary para que me escriba el guión que debo llevar a la práctica. Continuará. Por cierto, he metido una imagen del cercanías. La gente está tan desesperada esperando el ferrocarril, que en cuanto ve uno, se levanta. Y luego, la decepción, el insulto, la desesperación, y todo lo demás. Lo que decía, continuará.

2 comentarios:

jm dijo...

Por no hablar de la línea Murcia-Cartagena, que parece que andando se tarda menos.
Me temo que tendrá que pasar mucho, mucho tiempo hasta que se pongan trenes en condiciones.
Puede que dentro de tres generaciones...

eme dijo...

¿Para cuando llegará el Ave? Decían, hace ya bastante tiempo que para 2005... Luego dijeron que nos llegarían máquinas nuevas, claro que por lo visto, debieron desviarlas para otro lado porque todavía las estamos esperando... Se ve que a los de aquí no nos quieren.No somos los niños de los ojos de ZP. No nos mima con trenes en condiciones...Pero tú ya sabes: "No dejes de viajar en tranvías y trenes y..." como Family