sábado, 28 de febrero de 2009

El verdugo ha vuelto


Esta mañana, trajinando un poco, entre notas de actividades, procedimientos y actitudes, encontré el ocultaidentidad del verdugillo. Todavía hoy hay gente que me llama verdugo. Verdugo, otro de mis sobrenombres. El problema de los verdugos es dar una doble respuesta, a Dios y al diablo. Pero la cuetión es que no sé muy bien dónde lo dejé. ¿Dónde estará el verdugo que hay en mi? Aunque, al final, mis ojos siempre me delatan. Pues eso, "queda más alcohol...".

Che Guerrilla.

Ayer fui con don Antonio ( a ver que haces por Gibraltar, que luego se lo cuento a Mariló) y con el futuro consejero de Educación a vislumbrar Che Guerrilla. Lo primera conclusión que sacas es que don Ernesto era un irresponsable. ¿Qué padre de familia abandona a su mujer y a sus cinco hijos? ¿Quién puede hacer eso? Eso no es responsabilidad. Aunque quizás su utopía revolucionaria le llevara a eso, a meterse en cebollas imposibles. ¿Acaso no era una irrealidad la revolución cubana? Quizás si, y tuvo éxito. Aunque un tipo que se mete en el embrollo de la guerrilla boliviana debería tener las espaldas más cubiertas. ¿No tenía capacidad económica? Aparecen 4 gatos que siguen al Che. 4 gatos. ¿Dónde estaba entonces la coherencia? Además, era materialmente imposible. Bolivia no era Cuba. Los años pasan, y los americanos, con un poquito de ayuda, lo consiguieron. Y Fidel, como dicen al final de la peli, de fiesta en el Nacional. Al final, todo se desvirtúa. Todo se pierde por el camino. El film, que diría el otro, no está mal: es un jaleo del copón, gente que pasa hambre, gente que olvida que pasa penurias mientras lleva un mulo por una montaña de mierda, militares que viven de la muerte de los demás. Y luego, todos los del cine español, las mismas caras de siempre. Y el amigo Matt Damon, haciendo de pastor alemán, pero sin ladrar, y con un castellano aceptable. Y Franka Potente, esta vez sin correr y mandando a la mierda 5 añitos de trabajo. ¿En qué película española no sale un miembro del clan Bardem? Esa es la verdadera pregunta del día, la paradigmática. Aunque quizás, otra más importante, era que el propio Che sabía que de allí no salía vivo. Porque, cómo Los Punsetes, siempre hay un momento en el que te preguntas cómo quieres morir. Y punto.

Empezó a tomar drogas por diversión...


De vez en cuando está bien recordar. Eso suele pasar con las canciones de Espanto. Estos dos ejemplos, con La chica del millón y con La barca. Recordar octavo de egb, perderte sin saber dónde dirigirte, abandonarlo todo. Porque todo es una canción, más o menos larga, más o menos inclasificable. O no. Vaya usted a saber. Días grises y cactus punzantes. Y fuegos artificiales. Y todo lo demás. 

Descubriendo estrellas.


Un rato en un planetario. Tres cuartos de hora bien aprovechados. En el centro han puesto un planetario y he estado con un buen grupo de alumnos. Da gusto estar viendo algo diferente, salir de la rutina, cambiar. Ya lo dicen los clásicos, ya definen lo que son las modas: pantalón campana sí, pantalón campana no. Pues los jóvenes lo asumen a la perfección: cuando es atrayente, cuando es emocionante llama la atención. Y eso les motiva, por lo general. Y te llevas sorpresas sobre la motivación. Pues eso, que creo que ero yo el que menos sabía. Un alumno más, era un alumno más. Simple y llanamente un alumno, escuchando atendiendo, intentando asumir conceptos. Pero hay veces que el disco duro dice basta. Hasta aquí hemos llegado. La didáctica ha venido de la mano de Simón García, del que se puede aprender cada sábado en el periódico. Pues eso, otros planetas, otros mundos. 

viernes, 27 de febrero de 2009

¿Nada es casualidad?

¿Como celebrarás el día del trabajo?

Está bastante claro, ¿no? La solución, como siempre, en un espejo. En el espejo del final. En el espejito. ¿Quién era la más cool del garito? 

Dexter, 3ª temporada.


Anda por España Michael C. Hall para el estreno de la tercera temporada de Dexter. En su línea. En su bendita línea. El código, la amistad anhelada, el deseo de ser normal, el padre recurrente, la sangre cotidiana y todo lo demás. Todo eso es la tercera temporada. Y mucho sentimiento. Miami es diferente. Los esnobistas llevan camisa hawaiana. El resto, se protegen como pueden. Aunque todo no está podrido en Florida, hay una posibilidad para la redención en el postmodernista siglo XXI. El siglo XXI, el ayudante del fiscal, el teniente, la jefa, la hermana. Todo liado. Lío y más lío. Diversión asegurada. Muertes necesarias. Viva la selección natural. 

Un buen narrador.

Qué fácil es ver el baloncesto cuando hay alguien que lo hace de puta madre. Eso me ha pasado esta tarde con el Maccabi Vs Real Madrid. Eso me ha pasado con Esteban Gómez, como me pasa con Pere Ferrreras (referencias históricas al margen, a la épica griega y a todo lo demás), como me pasaba con Ramón Trecet, como me pasaba con Andrés Montes. Todo lo contrario que con la tele autonómica murciana y sus comentaristas y, lo que es peor, narradores deportivos. Otro día hablaré de eso. Y eso que el Real Madrid casi la jode, casi la fastidia, casi lo manda todo a tomar viento. Primer cuarto y el Real se dispara, y el Nokia Arena se calla. El equipo de Plaza se la ha jugado: el partido, en sus primeros minutos, ha sido un concurso de tiro; el equipo madrileño, con mucho más acierto que el macabeo. Que si Hosley cortado, que si Massey juega poco, que si Llull hoy no juega: estas son las cosas de los discípulos de don Alejandro (y de Boza). Pero en fin. Han ganado, igual que el año pasado perdieron en Madrid contra el mismo equipo en el top 16. El mejor Bullock de la temporada, un Raúl espléndido, un Felipe cansadísimo pero tan gladiador como siempre. Eso es el Real Madrid. Lo demás, parches, subalternos con sueltos altos. Muy altos, no sé si merecidos viendo muchas veces los núméros. La conclusión de hoy es que tenemos 3 equipos españoles entre los 8 mejores de la Euroliga, y que la derrota del Unicaja en la prórroga el miércoles en la prórroga ante el Partizan es un castigo demasiado alto por perder la final de la Copa del Rey. Pero esto es el baloncesto. Por cierto, algún tontolaha se ha puesto al final a apuntar con un marcador/láser/o lo que sea a Raúl cuando estaba tirando los tiros libros al final. Sin comentarios. Siempre Lennon, siempre rezando por dar oportunidades a la paz. A la paz de los cementerios. 

jueves, 26 de febrero de 2009

¿Seguro qué no es lo que piensas?

Las cosas del amor. Esas cosas. Darle hilo a la cometa. Estirar el chicle. Todo es relativo. No se puede generalizar. Y todo lo demás. 

Porque, parece ser, que, al final, todo está en un donut. En un donut.

Un rato en la radio.


Miércoles por la noche, rodeado de expertos. Allí aparezco con Andrea, Juan Patricio y Pedro, los integrantes de A la Ribera del Thader. Y yo que pensaba que me iba de compras. Pues eso, un buen rato. Estaba como nuevo cliente en el Hostal Pimodán, esperando que apareciera por allí Baudelaire, como, cuando un día, en pleno incendio, empezó a pedir vino, que su copa estaba vacía. Un Hostal Pimodán muy particular, muy completito:

La reina de Inglaterra.

Si tienes un momento, párate, y reflexiona, que diría Zoilo:

Pues eso, ¿cómo puedo limpiar mis pecados?

Trabajo basura.

Después de tenerla mucho tiempo pendiente, el lunes pude ver por fin Trabajo basura. Tiene momentos en los que no puedes parar de reir, aunque sirve como metáfora contemporánea: trabajos sin motivación, días iguales, semanas iguales, meses iguales, años iguales. Cuando todo es monótono, todo es aburrido. Muy aburrido. Y el aburrimiento lleva a ala desesperación. Y la desesperación a unos puntos suspensivos que nunca sabes cuando acaban. Como canta Morrisey, antes o después, “tú eres la presa”. Y encima nunca puedes elegir: ni tu nombre, ni tu gente, ni tus compañeros de curro. Y llega un puto lunes y es la maldita desesperación. Aunque hay discrepo: yo odio más los sábados por la mañana, y los domingos por la tarde, y no hay nada como un lunes por la tarde en invierno y sin nadie con quien ir a tomarse unos gintonics en el Zalacaín.

 Y lo que no puedes creerte es que, cuando pasen 10, quizás 15, tal vez 20 años, sigas en el mismo puesto, soportando las mismas cosas, las mismas reuniones, soportando a tres jefes distintos. A fin de cuentas, todos jugamos a la lotería. El problema es si tocara. En la peli lo escenifican muy bien: ¿Qué harías si fueras rico? Yo lo tengo claro: absolutamente, sería un cero a la izquierda. Como ahora, pero con vicios más caros, con licores aún más ambrosiacos. Y olvidarte de la ciudad, de los malditos atascos, del puto olor a tabaco cada vez que sales de un bar apestando como un cabrón, de los hijos de satanás que hacen que el autobús llegue tarde, del despido libre, de las órdenes para hacer las cosas, de los favores personales, del esfuerzo común, de la puta cadena de mando. Todo eso y mucho más es Trabajo basura, el trabajo como algo peor que el infierno de la desesperación, algo que no gusta pero que hay que hacer. Y también es una profunda reflexión sobre el Principio de Peter, sobre como los ineptos e incompetentes gobiernan el mundo, de cómo Bush fue lo que fue de cómo un viernes se puede convertir en el peor día del milenio. Y la maldita rutina, una y otra vez, jodiendo a jodidos. Todo es un diccionario con errores. Aunque siempre nos queda escuchar a Starsailor. Y todo lo demás.

El sueldo que me merezco.


¿Qué se lo merecen?
¿Se lo merecen?
Me voy a callar lo que se merecen muchos de nuestros diputados y senadores.

miércoles, 25 de febrero de 2009

El miedo que tiene.

El miedo que tiene. La gente que pasaba por la calle, al vernos así. La fotito es de traca. En fin. Más detalles del siniestro en el blog de Maica. Lástima perderme la que han montado hoy en el instituto. Pues eso, que cualquier día nos dan una. Una paliza
Y dedicado a los tontos, a los gilipollas que no saben emocionarse. Porque el Creep es el que está un paso más allá del gilipollas, del imbécil retrasado porque quiere, porque no quiere dar más de sí. ¿Quién no se va a emocionar con esta versión del Creep? 


martes, 24 de febrero de 2009

La botella de vino.

Un crack. Un figura. Un no sé como definirlo. Spain, la tierra de las oportunidades aprovechadas. España, the most important country of the world. Otra botellita de vino, por favor!!!


Aunque lo más importante de los últimos días ha sido ver juntos en un plató a los White Stripes. Grandes. Altarcico para ellos. Altar, ya, en cada calle del mundo, en cada rincón. Pues eso, que brindaré por ellos. Y haré una excepción. Será con vino.

La curiosa historia de las 5000 libras.

Sin comentarios.

Más fallos en Matrix.

Iluso de mí. Llego, después de fugarme (como tiene que ser). 12 y pico del mediodía, e, inconscientemente, pongo la radio. Pero no suena el Bulevar. No suena. Algo hay supermuerto en Laponia, seguro. Después de tantos años haciendo lo mismo, me equivoco. Cuando no me iba a estudiar a la biblioteca, me quedaba escuchando a José María Rey. Pero hoy, después de tantos meses, la he vuelto a cagar. E intentado que saliese su voz por la radio. En fin. Mis fallos, más fallos. Aunque siempre está bien recordar sus recomendaciones.

En fin. Ah, por cierto, hablando de fallos míos o no. A quien gestiones La vida a sorbos decirle que intenté dejar algún comentario y no me dejó. ¿Es culpa mía? ¿Estoy perdiendo facultades? ¿Soy un manta? Pues eso, canciones.

SOS 4.8

Parece ser que ayer hubo algún fallo en el Matrix de Salvajuan y mandé algún comentario equivocado (salían unas alertas del blogger un poco raras, tendré que enjutomojamutear un rato y enterarme qué hice mal). Mil perdones a los afectados. Es que es virus de un nefasto profesor matemático que tuve hace unos años, y que ahora está peor todavía. Un día, con ánimo de joder, haré una entrada sobre él. Se la merece.

Por cierto, ya tengo el abono para el SOS 4.8. Ya falta menos, digo yo. El día del trabajo vamos a prender la Fica. O lo que queda de ella. Pues eso, aunque hay algo que chirría demasiado comercial (aunque a mí no me disgusta Duffy), el cartel es espectacular. Pues eso, sólo queda esperar. 

lunes, 23 de febrero de 2009

Todo en un día.


Después de un cierto tiempo, he vuelto a ver (y llorar de risa en la primera media hora) a Ferris Bueller en Todo en un día. Hay que verla. Es la metáfora de la libertad y de la imaginación. Porque un día cualquiera puede ser el mejor día de tu vida. Y quizás, mañana, se nuble, y se joda todo, y se vaya a la mierda. Y muestra muy bien lo que es la sociedad: el listo que es adorado sin destacar en nada por encima del resto, los celos familiares, el cicuta envidioso que se cree que por estar detrás de un despacho de un centro educativo es alguien en el mundo, el amigo que no tiene amigos y todo lo demás. Y muchas risas: ¿alguien? ¿nadie? El jodido Ferris Bueller, vaya crack. Imaginación, eso resumiría la peli. La imaginación es lo que se ha perdido en el siglo XXI. La gente no piensa, no sueña. Sólo compra, y cuando deja de comprar, se aburre. Putos estúpidos. En fin, peli de obligado visionado cada poco tiempo. Cada muy poco tiempo. Porque el tiempo se acaba, chicos. Se acaba y todo se va tomar viento sur, con arena entre los ojos. Como cuando suena Templeton, que se ilumina el día. Y punto.

Erasmus borrachas.

Orgasmus borrachas, quizas, hubiera sido más apropiado. O no. Que más da. Si es una canción de putísima madre. Refleja un momento, una situación, una décima parte de una quietud. Pero se queda de por vida, como Nadia. En fin, que con Francisco Nixon no hay medias tintas. Ilustración sonora, con mayúsculas. Todo en su myspace.

Ex.

Ex. Siempre cito la frase de George Harrison: "Prefiero ser un exbeatle a ser un exnazi, aunque preferiría ser un exnada". Pero el pasado siempre está al acecho. Sea en la provincia que sea, aunque confundas en un mitin un coño con un pijo. Pues eso. Aunque hay mejores frases, como aquella del gran George Best: "Gasté mucho dinero en mujeres, coches y alcohol; el resto, simplemente lo despilfarré". El problema son los supuestos. Los supuestos con dinero público. Espero fervientemente que no sea verdad. Porque no me lo creo. Siempre creo en la presunción de inocencia. Que me lo estoy pensando. Irme, digo, a Bangladesh, a buscar mejores frases. La frase perfecta. El momento perfecto. La luz perfecta. El Matisse perfecto.

Celos.


Que no. Que me niego. Que no me da la gana compartir lo que tengo. Lo que me ha costado tener. Que no, joder, que no. Que me niego. Y no me van a poder hacer nada. Nunca. En la vida. Lo tengo todo pensado y bien pensado. No me van a ignorar en la vida. Voy a pasar a los anales. Esto no es un arrebato. Que no, que me niego.

¿Una partidita?

De tenis, por supuesto.

¿Cómorrrrrrrrrrr?

Parece ser que fue así. O así. O que más da. 

Siempre queda la música. La de aquí, la de allí. Y los Artic Monkeys. Lo demás son milongas. Milongazas.

domingo, 22 de febrero de 2009

La ciudad invisible.


¿Por qué ya no hay programas como La ciudad invisible?

Tau Vs Unicaja.


Final de equipos de baloncesto. Los clubes necesitan quitarse de encima a Plaza y Pascual, a Joan y a Xavi. El rasero de lo físico. Se ha llevado lo físico a una potencia máxima. Ivanovic y don Alejandro García Reneses son así. Primero la defensa, la fibra bestial. No hay momento para la confusión en sus equipos, aunque siempre habrá cosas que no entendamos (¿por qué no ha jugado Kelati ni un solo minuto hoy, don Alejandro). En fin. Todos recordamos que los que antes odiaban a Aíto, son hoy sus más firmes defensores. Pasa como  con en el marxismo. Ahora resulta que El Capital es un bestseller, un libro que se vende como rosquillas. Lo de hoy era una batalla que yo presumía fácil para el Tau Vitoria. Pero el Unicaja (el señor Word lo cambia automático por Unicaza, lo que no sé si en Andalucía o en Castilla La-Mancha, con banqueros, abogados, jueces, cochinos o jabalíes) salió decidido en el primer cuarto. Pero Dusko llamó a sus chicos a capítulo (¿bíblico, el Éxodo tal vez?), y se solucionó en parte el asunto. El Unicaja, fiel a su técnico, llevó la administración del cansancio a su exponente infinito, salvo por lo antes citado del alero no utilizado. Los subalternos, cada vez más importantes, tomaron papeles principales: Vidal, Cook, Gomis. En tiempos de lucha física, todo es importante. Todo. La defensa. Mientras escribo esto estoy viendo el Phoenix Vs Boston y también se impone lo físico. Pero los de siempre estaban ahí, dando la cara: Haislip con su intermitencia; Archibald con sus kilos y su fuerza delante y detrás; Rakocevic a lo suyo; Splitter, maniatado por Archibald, no brilló en ataque pero sus apariciones en el sistema siempre son importantes. Aíto presentó en algunos momentos su famosa zona con Jiménez arriba, pero Teletovic rompió ese guión defensivo con sus triples. Gomis falló un tiro libre adicional a falta de segundos. Quién sabe, quizás le hubieran dado el triunfo. Quizás lo recordaremos como el triple de Mike Ansley. Nunca se sabe. En los últimos minutos, Mickeal se salió, con Jiménez y Welsch en el banco expulsados por faltas. Y Cook no supo que hacer con el último balón y le dio a un marrón a un Berni que no se lo esperaba. Conclusiones: equipos trabajados, muy trabajados, algo que en ocasiones parece que le falta a los futboleros; aspirantes a otros títulos, aunque, quizás, al Unicaja le falte talento. Ya no estoy para aguantar estas prórrogas, ya no estoy tan pendiente a los sistemas como antes. Ahora intento disfrutar, pero siempre me sale el cicuta baloncestista que llevo dentro. Lástima los datos de audiencia, pero ya no se puede cambiar. En la primera estaban dando recetas de cocina y más recetas. En fin. Nos queda el basket.

Homilía.

Hoy no estaba el párroco. Y ha ido un sustituto. Un eventual. Cambian las homilías de un cura a otro. El problema de la meditación. Aunque la mayoría de veces no las entiendo. Es como el infierno, una cosa muy personal. Y como dicen en Dexter, "el billete al infierno es sólo de ida". Solo queda hacer como Albert Hammond Jr, ir transitando, buscando un camino:

Es lo que tienen las palabras. Miles de interpretaciones. Y si no las entiendes, debes llamar al hermano James:

Aunque la salvación es una cosa muy personal, es una espera con ciento y pico dólares en la mano. Una mentira, aunque no lo parezca. Una jodienda con vistas a la bahía. Y la bahía, muchas veces, está encolerizada.

¿Qué le pasaría a Pablo camino de Damasco? A fin de cuentas, todos somos apóstoles conversos: todos cambiamos de opinión, todos nos chaquetizamos antes o después, todos llevamos dinero ajeno y todo cargamos con culpas. 

Oh Yeah.


¿Recuerdas?
- Cuando no había que madrugar.
- Cuando no te pedían explicaciones.
- Cuando los chupitos de tequila eran a 50 pesetas.
- Cuando nada era importante.
- Cuando un no nunca se decía.
- Cuando estabas ágil.
- Cuando escribías rápido.
- Cuando la perfección no era una utopía.
- Cuando no había goteras existenciales.
- Cuando podías rodar y rodar.
- Cuando los triples eran otra cosa.
- Cuando los ismos eran distintos.
- Cuando no había que trabajar.
- Cuando no tenías que dar explicaciones.
- Cuando no contabas los chupitos que llevabas.
- Cuando importar era relativo.
- Cuando nunca no decís un...
- Cuando querías estar.
- Cuando la palabra lento no existía.
- Cuando Tomas Moro resucitó en aquel momento.
- Cuando el Oh Yeah era otra cosa.

Tarde de carnaval y triples.


Tarde rara. Primero: día de carnaval, y no llovió. Lástima, no es lo mismo. Los días de lluvia. Gente haciendo el jarra. Tipos en busca de una cartera que robar. 
Impresiones fallidas. Imágenes repetidas. Todo suena a repetido. A muy repetido. Escenas, sólo, únicamente, más escenas. 
Hace falta volar, un poco más. Todo es mentira.
Y faltaron las mazmorras.
Y el miércoles, ceniza. Y todo lo demás. 
Regla número uno: abre bien los ojos.

sábado, 21 de febrero de 2009

¿Qué te cambia la cara?

El pianista.

Ayer vi El Pianista. En todos estos años, no me llamaba la atención. Sólo había visto escenas sueltas: las del bombardeo del principio y las de la subida a los “trenes de la otra vida”. Polanski inspirado, esa temporada se ve que la tuvo buena. Hay momentos jocosos y reveladores: la traición, la muerte, la invalidez como metáfora. Porque un inválido físico para un nazi siempre será un inválido mental. Y con eso, todo lo demás. El ejemplo del gueto de Varsovia y todo la porquería nacionalsocialista. No me ha dado tiempo a ver los extras, cuando tenga tiempo lo haré. El bendito Chopin. Bares de judíos altos, y barrios de judíos bajos. El perfil alto y el perfil bajo. Pero a la hora de la verdad, todos los perfiles quedan reflejados en un baño gaseado, en un tiro en la nuca, en un salto al vacío. Me acuerdo de Elchan, alumno ucraniano del 2005, que siempre me hablaba del Pianista: me hablaba de abandonar su casa, sus amigos, su gente, su todo. Que grande Elchan. En fin, buena peli, reflejos diurnos de una sociedad oscura, de un dolor que no se encuentra, de un hígado hinchado, de una patata demasiado cocida, de un bar en el que oir el ruido de una moneda, de la imposibilidad de conocer a tu propia familia, de la mierda a la enésima potencia. Y punto. 

Otra de Ricky Rubio.

La exhibición de Ricky Rubio ayer en Madrid no fue suficiente para ganar al Estudiantes. El DKV necesita a un Ricky en plenitud. Sito Alonso sacó a Ricky de titular, ¿quizás la primera vez en toda la temporada? Con la lesión de Norel, la bajísima forma de Jagla, con Bogdanovic jugando de 4. Pese a todo, Ricky puso calma, aceleró cuando había que acelerar, y jugó el bloqueo y continuación como los ángeles con Edu Hdez-Sonseca (pensaba que estaba viendo a Prigioni y Scola otra vez juntos). Pero no fue suficiente. Ricky debe largarse ya a la NBA, no tiene que perder más tiempo con un equipo que, en su ausencia (¿qué hizo ayer Mallet?), sólo juega al triple.
Por cierto, en el equipo rival, estaba el siempre peinado Luis Casimiro, el mismo que con un TDK Manresa mojó la oreja al hoy seleccionador. La pregunta es: ¿Qué tienen que hacer Salva Maldonado, Casimiro o Pedro Martínez para llegar a ser seleccionadores?
En el voto está la solución, siempre en el voto

viernes, 20 de febrero de 2009

¿Una partidita?

Dramático. Esto es dramático. A veces es mejor no jugar.

Vince Masuka.

"La cienca es una puta sin corazón". Frase del gran Vince Masuka. Hacen falta en la realidad más tipos como él, tipos "cítricos", tipos que llamen a las cosas por su nombre. La ciencia es la ciencia, siempre la ciencia, y, si hace falta, podemos hacer como Lennon, sacarnos una carta de la manga: 


Y no matamos ningún viejo.

Con Mar como reina anfitriona, el grupo de zánganos visitó un rato su casa para brindar con unas risas. Da gusto conocer gente así, para variar, que hay mucho cicuta en la docencia, mucho julandrón que bebe vinagre. Allí fuimos Zoilo en plan Slash, Maica antes de lagartizarse, Yolanda y Eva arlequinada espectacularmente acompañada por su grupo de secuaces. La fotito de marras es de cuando, valientemente, fuimos a la embajada de China de la calle Cartagena. Lo mejor no era el cachondeo que llevábamos, sino que, la gente que nos veía por la calle, agachaba la cabeza. Algunos ni nos miraban. Y, aunque no tuvo éxito, yo me sigo quedando con el disfraz de tigre:



 

jueves, 19 de febrero de 2009

Agua para todos en la ciudad de Murcia..

Por primera vez, en mi corta experiencia profesional, estoy currando en la ciudad donde soy inquilino catastral (vamos, en la que estoy viviendo). Y, visto lo visto, dijo el que vende el cuponazo, la cosa cambia. Joder, sí que cambia. Porque al final ves las cosas de otra manera. Que una cosa es ir en verano a Murcia, una cosa es pasar un rato por el Togo, por el Zalacaín, por el Itaca, por la Merced, por sitios de buen vivir y mejor comer. Y si hace falta comer, al mismísimo niño Jesús. Palabra de católico, practicante y no comulgante. Pues eso, que una cosa es el verano en la ciudad, y otra el puto ajetreo de todos los jodidos días. Los putos días. 

Porque cambia un montón. Las prisas, el puto estrés, el puto claxon, la inmediatez, el puto escenario de lo cotidiano. Hemos vuelto a la locura cotidiana. La escasez neuronal, como siempre digo. Y luego está el tema de los autobuses:
- La vieja loca que te cuenta su puta vida.
- Los hijoputas que van el autobús (con esas letras, hijoputas, voy a deletrearlo: -h-i-j-o-p-u-t-a-s que no se lavan teniendo agua). Que hay que ser marrano, guarro, cochino e hijoputas. Lavaos, hijoputa. De verdad, que hay días que no puedo comer cuando llego a mi inquilinato catastral. Putos hijoputas.
- Los que no teniendo agua, no se lavan. A estos no les pongo el calificativo de hijoputas, que quede claaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaro!!!
- Los que me dan miedo. Cada día son más. Cada día me dan más miedo. Siempre llevo varios euros en el bolsillo de las moneditas de los pantalones, para que tengan compasión y no me desvalijen entero. Panda de cabrones.
- Y un montón más pero es que empieza el Barsa Vs Madrid y quiero ver el primer cuarto, y no me da tiempo.
Ayer, por cierto, con el exnovio de Mariló y Sergio en el Zalacaín, hablamos de La clase, y de la situación en Francia. Del buen rollito que hay allí. Siempre me acuerdo del video Justice de Stress. Pues eso, más estrés al puchero. Y si es puchero, solo pudo ser pucherazo. Y si hubo pucherazo, habría cacique cerca. Y Bombay azul, supongo:

Si queda algún observador entre el público, se dará cuenta que los tres videos de esta entrada ya los había puesto con anterioridad. Pero es que soy un animal de costumbre que está hasta los mismísimos cojones de los putos hijoputas que teniendo agua no se lavan. Pues eso. Que todavía llega agua del Tajo. Y mucha. Muchísima. Aunque siempre nos quedará Norman Cook para alegrarnos el día, y jugar un poco, y soñar. Aunque, a partir de hoy, los gintonicdreams serán con la nariz tapada. No vaya a ser que salga algún hijoputa y me lo joda. Y punto.

PIB.

Como siempre, don Manuel Alcántara, lo borda. Su vuelta de hoja, espectacular. Desde la primera frase, magistral: "La hospitalidad depende del Producto Interior Bruto". Por si alguien, en el futuro, escribe un manual de historia, que la utilice, por Dios. Porque siempre hay que sentirlo todo. 



A la ribera del Thader (II)


Anoche estuve por Head of Towers para participar unos minutillos en A la ribera del Thader. Allí andaban Lolo, Joao, Juan Patricio, Andrea y Pedro. Pues nada unas risas, de un trio que se lo monta muy bien (en el sentido técnico del tema, vamos, que se lo curran un montón el programa). A ver si cuando seáis superconocidos también me llamáis. Por problemas técnicos (Aznar diría "estamos trabajando en ello") parece ser que el programa no se grabó. En fin, que para un día que llevan a alguien importante... Que no, que no, que es broma. Pues eso. Por cierto, que hable con Joao de The Gift, ese supergrupo portugues tan poco conocido en este país de mierda llamado España, y de la voz angelical de Sonia, esa gran solista que le da cien mil patadas a toda la generación de niñatos gilipollas que se creen cantantes. Pues eso, que suene Music:

Y pasa el tiempo y las cosas no cambian. La vida, que diría George Harrison. 

miércoles, 18 de febrero de 2009

El principio de Pulp Fiction.

Ese genial inicio, recreado por dos estrellas del futuro:

Pues eso, que todo es así de simple. Arte de verdad, cine de verdad.

Obra maestra. Para recrearse, para no pensar, para dejar pasar el tiempo, para reflexionar, para olvidar, para volver a odiar. Para todo eso, y mucho más, está Pulp Fiction.

A la ribera del Thader.

Esta noche, a partir de las 21:00, estaré con Pedro, Juan Patricio y Andrea en el programa número 10 de A la ribera del Thader, que se emite en Murcia por el 96.8 de la frecuencia modulada. Posteriormente, Pedro colgará el programita en su blog. Por cierto, que anoche, en las noticias volvió a aparecer Don Importante y el profe de dibujo, Jose, hablando de la problemática de las acequias. Estos no paran. Pues eso, que esta noche charlaremos un poco de todo desde el Cabezo de Torres, que ya se prepara para el carnaval. Dejo el video de las noticias de anoche:


Mediocre.


Joder, con la mediocridad. Mediocridad bella. Melodía real, creíble. Los finales tienen siempre su aquel. Pero en fin. Nadie es especial. Todo es pastiche historicista, todo mezcla de algos distintos. Como en el cine. Y punto.

martes, 17 de febrero de 2009

¿Dónde miran tus ojos?


¿Recuerdas? Siempre hubo, siempre hay, siempre habrá. Aunque ganen elecciones, aunque expulsen a políticos, la gente mira a otro lado. En color y en blanco y negro. Pero sólo queda hacer memoria, recordar y todo lo demás. El resto son milongas, cosas que sólo nos hacen desviar la mirada.

Los cronocrímenes.

Nunca digas nunca jamás, ni no voy a mirar a los vecinos con los prismáticos. Antes o después, la curiosidad se convierte en psoriasis. Y encima, la que más pica. Joder, sí que pica. Los cronocrímenes no asustan casi nunca, pero ponen en tensión. Y si no eres hipertenso, merece la pena verla. Y todo con 4 personajes, incluído el propio Nacho Vigalondo entre ellos. La tan manida historia de los viajes en el tiempo en el que, el personaje de Héctor, protagonizado por Karra Elejalde, se multiplica varias veces. Varias veces. Al final iba a tener razón Bart con aquello del "multiplícate por cero". Tiene que ser jodido eso de verte en primera persona, multiplicado, haciendo lo que ya has hecho, pensando lo que has pensado, matando como has matado. Muy jodido. Pero siempre aparece un ángel en plan Bárbara Goenaga que lo soluciona. Porque, hasta en las repeteciones, hay ángeles y demonios. Aunque siempre nos quedaremos con Bárbara Goenaga

La lista de la compra.

¿Quién es el único que sería capaz de hacer la lista de la compra por orden alfabético? Pues el más grande, el crack. Sólo podía ser Dexter

Injusticias.

¿La gente es que ya no se acuerda de Yeltsin? Cuando tenía viaje oficial, los periodistas, en las redacciones hacía apuestas. Sí, es cierto. Hacían apuestas: a ver cuánto dura este viaje. Sale el avión. A los cinco minutos, que no sale. Vuelve a salir. Una indisposición la tiene cualquiera. Por eso esto me parece injusto. No juzguéis y no seréis juzgados. Y grados, muchos grados. Pues eso, volviendo al origen.

lunes, 16 de febrero de 2009

Spanish bombs.


La gente a la calle. A manifestarse. A controlar el mundo. Y la bolsa. Y todo lo demás. Y en blanco y negro.

domingo, 15 de febrero de 2009

El Curioso Caso de Benjamin Button.


Hay gente que no se hace vieja. Hay gente que nace vieja. Y hay gente que, independientemente de la edad, intenta sobrevivir. Morir pronto no es siempre la mejor solución. Nadar contracorriente, a veces, es posible. Las postales siempre se acumulan. La guerra siempre es la derrota. La lucha siempre es real. La casa, tu casa, nuestra casa. Pero hay un momento en que todo se rompe. Curioso, que no casual, las casualidades no existen, igual que todo se acaba. La tristeza y los reencuentros. El aprender día a día. Las atmósferas de David Fincher. Blanchett como la mejor actriz en décadas (aunque no hacía falta toda esa mierda en la cara en los últimos 40 minutos). En fin, peli para ver sólo una vez (si la ves dos veces, todo hay que decirlo, te falta tarde). Dramón, esperanza y todo lo demás.

What crisis? This crisis.

Pues eso, hablamos de crisis. Y de películas. Aunque está bien, yo soy más del Hilo de seda. Porque está la seda, y luego, el resto. Y todo lo demás. 

El show de Nate Robinson.


Sobran las palabras.

Red de mentiras.

Los ángeles deben estar furiosos, como diría Rob Dougan. Sobre todo, los caídos. Digo siempre que todo es mentira. Nunca mejor dicho en Red de mentiras. Todo es más falso que un billete de Maleni Álvarez. ¿Por qué nunca habrá un billete con esa cara? Hay que hacer una manifestación para pedirlo, por Dios. Todo es mentira, y como dice el cada día más creíble Russell Crowe, “nadie es inocente”. En esto no hay inocentes. También dice que “nadie quiere vivir en Oriente Medio”. Nadie, por supuesto. Tampoco me extraña. Y rodeado de cabrones (aunque el mayor de todo es Crowe en la pelí), Leo intenta hacerse un hueco, informar, enredar, sudar, beber, enamorar. Y no se dice Guerra, se dice “situación de Irak”. Y todo ello rodeado de decenas de golfos: de aquellos que utilizan el Corán para vender humo, de aquellos que juegan a las batallitas por teléfono, de aquellos que quieren revoluciones sin consecuencias. Todas las revoluciones tienen repercusiones. Siempre sangre. Lo demás es mentira. Una gran mentira. Una gran película. 

Otra!!!

Qué gente tan seria. Siempre haciendo el serio. ¿Es que bebemos vinagre? ¿Cicuta tal vez? No me lo explico, debemos ser los únicos tipos que no se ríen del mundo. Lo jodido fue aguantar el viernes. Las primeras horas, con el disco duro soltando el rollo por una parte y el mundo por otra. Pero lo prometo, en las próximas, nos reímos. Maica ha puesto un informe del delito. Como se preguntan Lori Meyers: "¿Es posible otro futuro, otra dirección?". Yo creo que no. Sentido y dirección, siempre me confundo.  Y siempre nos quedará el tiempo. Y punto. 

¡Nenicos!


Y luego quieren que intente dar clase. No puede ser. Imposible. Ni el Sobera en sus buenos tiempos. 

Movilla y Sikora.

Movi, Movi. Movi, Movi. Salió el Real Murcia a por todas: veinte minutos de agobio para la Real Sociedad. Y luego, se diluyó. Movilla y 10 más. Incluso con un tiro al larguero de la Real, y Elía, a lo suyo: cantando, que es gerundio. La segunda parte, igualada, con ocasiones por ambos bandos, hasta que en el 87 Mejía abrió el marcador tras jugadita de un Sikora, que, posteriormente, cerró la fiesta. Pues eso, unas risas. Y puntos, tres puntos. 

sábado, 14 de febrero de 2009

Vodka.

Se me está haciendo la boca alcohol. Y vivan los trucos de marketing. Un exalcoholico promocionando lo que tiene que proporcionan. Los mejores, con naranja, por supuesto. Grandes los destornilladores. Y con kiwi, también en su punto. Y para un oriental, a cualquier hora. Cualquier hora es una buena hora. Y punto.

Canciones de (des)amor, venganza y mis...


Abriendo bocas.


Siempre al oído

Dentro. Siempre dentro.


Mis, mis, mis...

viernes, 13 de febrero de 2009

50 años y 10 días.


Ese es tiempo que llevamos sin Buddy Holly. ¿Podríamos vivir sin Peggy Sue? Yo creo que no. Sentirse azul.

Pero el puto avión se quedó hecho chatarra, para que veas. Lo demás es historia: el día en que la música murió, como cantó Don McLean en su American Pie.

De eso se trataba: de beber y escuchar música. Joder, y encima seca. Bebiendo un buen alcohol. Ya cuesta escuchar cosas así.. En fin, siempre se pueden pompas. Pero al final, todas explotan. Y la recepción sigue seca. Una generación perdida en el puto espacio. De verdad. Y punto.

¿Te encuentras?


"He rezado pero sólo el diccionario
quiere tenerse en pie"
. Si todo fuera tan fácil, verdad. ¿Qué si ciencias o letras? Que no. No es tan sencillo. Grande lo último de José Antonio Pérez en su Malpensando: "En España tenemos un presidente que no sabe inglés, varios ministros que no saben castellano y una oposición que vuelve en una hora, disculpen las molestias". Soda y vermouth, como tiene que ser. 

El convenio.


Que bien lo expresa el exconcejal. Joder, está todo claro y meridiano. Clarito y meridiano. Lo demás son milongas. Milongazas. 

Los calcetines.

Independientes. Eclosión. Consolidación. Mantenimiento. Rebeldía. Un día con Joaquín Cortés pegándote zapatazos en la cabeza. Pasar las manos por la frente. Credibilidad. Rabia pop. Rabia de un viernes sin importancia. Pesos específicos, como los electrones. Únicos e irrepetibles. Pues eso, que estaba yo esta mañana intentando hablar, intentando digo, que si Fernando VII, que si Isabel II, que si Ley Sálica, que si Pragmática Sanción. Y cuando me siento me doy cuenta, joder. Me doy cuenta. Joder, uno azul, y uno negro. Esta mañana me he puesto un calcetín de cada color. Joder como estoy. Pues eso, Fernando VII. 

jueves, 12 de febrero de 2009

Ni vino ni agua.


Una cosa es no tener vino. Otra cosa es no tener agua potable. ¿Te imaginas un día sin agua potable? Pues imaginas poco.Ni vino, ni agua, ni ginebra. Ni nada.

Que maduren las manzanas.


Pese a la Logse y otras leyes que promueven el analfabetismo, hay gente que merece la pena. Para madurar ya están las manzanas. Y los gusanos. Pues eso, que no hay prisa.

El papel de tu vida.


Ayer miércoles. 9 y 24 de la mañana. No iba camino Soria. Que no, que más quisiera yo, ni ánimas ni milongas. Que no. Que estaba en zona noble, prácticamente en la puerta del instituto. Iba yo pensando en explicar el las actividades económicas, que si ley de la oferta y la demanda, que si el capital circulante, que si los recursos humanos, que si el Ipc. Y todo lo demás. Que ni Solbes ha pensado tanto en economía cómo yo ayer por la mañana. Y sin ribera del Duero encima, que quede claro. Iba camino del instituto, con mi libro de 1º de bachillerato en la mano y alguien me llama. Oye, escucho. La pregunta fue directa: ¿Tienes papel? Yo es que a esta hora no puedo procesar estas cosas. Le dije que no llevaba. El ínclito daba por hecho que yo utilizo habitualmente a esas horas de la mañana. Fui educado. Recuerdo un día, en el año 95, cuando una escoria humana (el limbo yonkie, ya sabéis) de esas que tanto andan por el mundo, junto al puertas de Castilla, me preguntó lo mismo. Mi respuesta fue un poco más sarcástica: No, pero si te vale un chicle llevo uno. Como se puso el julandrón. El muy perris se puso que me comía. 4 galletas tenía que haberle dado al muy gilipollas. Por hijoputa. Por subnormal. Sin chocolate ni metadona ni mierdas. Pues eso, que la cosa está parda, pero el personal sigue pensando en su último puto pico más. Y si hay que dopar al puto perro, se dopa al puto perro. En fin, es lo que hay, ya sea barrio noble o estamento no privilegiado. Lo que hay y lo que queda por venir. El sarcasmo, el vih, las sábanas húmedas, el pijama sin rayas (!!) y todo lo demás. Todo lo demás, pues eso, que no sé el motivo de que la gente deje los estudios. Lo único que tiene que dejar de hacer es molestar por la maldita mañana. Y punto. Lo demás son respuestas incorrectas.

miércoles, 11 de febrero de 2009

¡Vive libre o muere!


Un disgusto me acabo de llevar. De verdad. Pobrecico. Que injusta que es la vida. Que si joder. Que hay cosas que no entiendo. Nunca. Aunque siempre hay siempre nos quedan las olimpiadas. Yo, por si acaso, ya me estoy entrenando.

La revolución está aquí.

En cada uno de nosotros. En cada momento. En cada segundo en que estás con los tuyos. Pues eso, como decía aquella canción, "la revolución está aquí". Lo demás es envidia. Y punto.

Morir o matar.


Porque, al final, se trata de eso, de morir o matar. Y viendo, Nuestro padre, el primer episodio de la 3ª temporada de Dexter, me reafirmo. Una de las mejores cosas para pasárselo muy bien vestido. La culpa es de todos. Una frase para no olvidar: "Hasta los yupies tienen su lado oscuro". Siempre con efecto, morir o matar. Sangre y prado. Prado, con mayúscula. Como dice Nacho Vegas, "moriré, es lo único que sé". Pero, como dice Prado, "está la perversión de la perfección". Y punto.

El amor es clasista.


El amor ha sido, es y será clasista.

Y quien intente negarlo, se engaña. Es lo que hay. Y vivan los malditos. 

Miradas oblicuas.


Qué sería de nosotros. Todo está siempre manipulado. Todo. Todo es parte de la gran mentira, de la gran estafa existencial, de la gran milonga universal. Nada es verdaderamente cierto. Y luego, el exilio y la paranoia neuronal. Porque al final todo son paranoias, más o menos. En fin, que te pilla un juez estrella con ganas de mirarse el ombligo y la lía pardísima. Muy parda. Pero es lo que hay, lo que hubo y lo que habrá. Y no se puede confundir violación con relación ilícita. Pero todo se manipula. Habrá que verlo y sacar conclusiones, siempre conclusiones falsas, por supuesto. Y ante la duda, disparar. Pero siempre nos quedará la tónica. Pero los caminos se siguen perdiendo, me cago en la leche. Desnatada.

martes, 10 de febrero de 2009

El mejor sitio, el bar.


¿Por qué no hacen ya series como Cheers?
Y como soy todo lo contrario de un antisemita, también prefiero Bar Rafaeli
En estos casos, siempre recordar la frase de George Harrison: "Prefiero ser un exbeatle a ser un exnazi, aunque preferiría ser un exnada". Pues eso, a jugar con las maquinitas. Es que hay mucho julay suelto, y se me calienta la boca, que como sigamos así vamos a acabar pareciendo nazis. Me voy a tomarme un agüita con gas. Catalana, por supuesto. Y punto. 

Turín 2009 (y no estoy hablando de Claudio Ranieri).

El Consejo Local de Juventud participa en un encuentro en Turín con 100 jóvenes de varios paises y regiones de Italia.

Su vicepresidente, Pedro Fernández, representa al organismo juvenil exponiendo la labor que se desarrolla en nuestro municipio.

Una representante del Ayuntamiento de la ciudad italiana alaba la base asociativa murciana y recoge diversas ideas para su implantación en Turín.



El Consejo Local de la Juventud de Murcia está participando en la ciudad italiana de Turín en un encuentro juvenil al que asisten un centenar de jovenes llegados de toda Italia, además de representantes de varios paises europeos, entre ellos Suecia y Reino Unido.

El organismo juvenil ha sido invitado a este encuentro por el Consejo de Estudiantes de la Provincia de Turín, organismo juvenil que aglutina a los representantes estudiantiles de los centro educativos de la provincia. Este organismo está adscrito al Ministerio de Instrucción Pública del Gobierno Italiano.

El encuentro, que ha recibido el nombre de "Participación democrática / democracia participativa", se desarrolla durante esta semana en la ciudad del norte de Italia, en el Centro de la Movilidad Urbana y de la Interculturalidad, y en el mismo se están exponiendo distintos modelos y propuestas de participación juvenil.

En la jornada de hoy, la representante del departamento de juventud del Ayuntamiento de Turín ha alabado públicamente el modelo participativo del municipio de Murcia y la labor de su Consejo Local, comentándo sus aspectos a los distintos representantes juveniles. Tras ello, ha mantenido una reunión de trabajo y de intercambio de experiencias con Pedro Fernández, Vicepresidente para las relaciones con la sociedad del Consejo Local de la Juventud de Murcia, donde han ideado varias lineas de colaboración futura entre Murcia y Turin.

El encuentro continúa con sesiones de intercambio de experiencias, ponencias, mesas de trabajo y dinámicas en pro de la colaboración de los distintos organismos de juventud locales de los paises europeos.


Coda de Supersalvajuan: Quiero el número, no hace falta el teléfono, de tus acompañantes. Ya sabes que yo soy apolítico: tanto me da la derecha como la izquierda. Ciao!!!

¡Qué valientes!


Los que están escuchando esta canción ya saben como suele acabar el tema. Con una navaja en la mano y cortando una oreja. ¿Es que no me oyes? Eso es lo que debería pasarle a más de uno. En la ficción, siempre en la ficción. Que luego me dicen que tengo una cabeza malpensante. Pero es que gentuza y chusma hay por todas partes. Y no se reproducen por esporas. Se reproducen jodiendo, como todos. Pero una vez que terminan de joder, siguen fastidiando, robando, insultando, vejando. Y lo más grave, con total impunidad. Si lo hiciésemos tú o yo, estaríamos a la sombra unos cuantos años. Pero no. En la villa con asociación juvenil donde se encuentra mi residencia catastral, no fallan. Menos trabajar, cualquier cosa. Que si vaciando un contenedor y dejando la porquería en el suelo, que si quemando contenedores, que si asustando al personal. El provecho no vale. Pues eso, que en todos sitios hay valientes. Pero que quede claro yo no soy racista: ¡Viva el dinero negro! En fin, que el tiempo de los valientes ha vuelto, el de darse de palos en igualdad de condiciones. Pues eso, que suene el Stuck in the middle with you. Y todo lo demás.

Nadie sabe...


Porque un tipo pudo ser alcalde de tantos pueblos a la vez.
Como estarán los Planetas el 1 de mayo. Más vale que toquen temprano.

lunes, 9 de febrero de 2009

Templeton.


Hacía tiempo que no escuchaba canciones así. Me refiero con tanta calidad, de aquí y con profundidad. Sin la mierda de cojines existenciales que se monta el personal ahora. Que si un rato para el cuello, que si un rato para la espalda, que si un rato para los pies. Los cojines existenciales son eternos. Son formalismos. La música es música. Buena o mala. Canciones que emocionan o música de ascensor. No hay término medio. Siempre andamos con medias palabras, con medias tintas. Otra de las mentiras de la postmodernidad. Al que es mediocre hay que decirle que es mediocre. Y punto, sin rodeos. Pero el que hace canciones como obras de arte, como estas de Templeton, pues hay que decirle que acaba de una Sagrada Familia musical. Puedes entender la obra de Gaudí; o no. Pero es una obra de arte. Grandiosa, inteligente, floreciente. Eso pasa con su Exposición Universal. Un disco increíble, lleno de momentos de corazón de azúcar, auténtico regaliz sonoro para paladares exigentes. La gente que se acostumbra a la mediocridad no se merece la suerte que tiene. Se merece otra cosa. Y la distinción. Es fácil copiar, es fácil diseñar casas iguales, es sencillo comer tortilla. Evidentemente que sí. Pero el pop es otra cosa. La música popular, como invento maravillosos e imprescindible a la par del gintonic. Pero uno sabe que hay lirios que no debe probar nunca. Lirios, ya me entendéis. Que uno cosa es la lluvia espontánea y el otra los fertilizantes industriales. Joder, que es así. Que lo decía siempre el maestro Trecet, y no me canso de repertirlo, que busquéis la belleza que es lo único que merece la pena en este asqueroso mundo. Y un botón musical, de vez en cuando, no viene mal. Y los cojines, para el Sofá Cama. Y esta Casas de verano e invierno es una obra maestra. Y todo lo demás.

Confusión.


Un desliz, lo tiene cualquier. El que esté libre de pecado que tire primero el gintonic. Verdad que no. Pues eso, que te puede pasar a tí.

Otro señor 20 y 10.

Aquí también dejo lo último que he hecho para Ultimatenba sobre Zach Randolph

Hasta Lebron James falla.

Golpe en la pequeña China. O en Ohio. En fin. Que después de ganar el otro día en Boston, los Lakers se han salido en Cleveland contra los Cavs, con un excelente partido de Lamar Odom, el mismo de la época heroica, con 28 puntos y 17 rebotes. Los de Cleveland no habían perdido ni un solo partido esta temporada en casa, con 23 victorias hasta la fecha. Hasta Lebron es humano. Que sí, que falla y todo, aunque no me lo crea. No me lo puedo creer. Nada de nada. Ha habido un momento, al comienzo del tercer cuarto, con una conexión increíble entre Gasol y Odom. El de Sant Boi ha alcanzado los múltiples de 6 (18 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias). En fin, que pese al revés de la lesión de Bynum, de la larga espera, la segunda unidad de los Lakers ha dado la cara, con un Kobe que estaba mermado. Pues eso, que da gusto, y no la vergüenza de esta mañana en el Palacio, con un grupo sin alma. Para esto, yo los hubiera puesto el video de Menorca a ver si esapabilan.

domingo, 8 de febrero de 2009

Abuelas cebolletas.


Las abuelas siempre a lo suyo. Para ver las caras. Melocotón, siempre melocotón.

Viva la Rudy-lución.


Hasta la victoria siempre. Viva la Rudy-lución.

¿Esperanza?



Si es que ya lo decía Mecano. Que no, que no. Renovarse o morir. E incluso, pádel. Todo junto. Meditación, cruces, raquetas y todo lo demás. ¿Y los viernes? ¿Qué hacemos los viernes? Pues eso, Mecano y cerveza para merendar. La codicia. La puta codicia. Conocimiento, inteligencia, pensamientos, humanidad, dulzura, violencia, pérdidas, inventos, bondad, hermandad, voces firmes, desesperación, tortura, inocencia, amargura, progreso, odio, poder, libertad, guerra, desprecio, vida, sentimientos, máquinas, ovejas, amor, esclavitud.  
Coda: Don Importante vuelve a salir hoy en la prensa
Nunca me canso de oir este discurso. Nunca. 

sábado, 7 de febrero de 2009

Hermana, caridad.


Que sí. Aunque no esté tan espectacular. Pero queremos caridad. Esto va cuesta abajo y sin frenos. No he visto entero el partido, pero el Real Murcia vuelve a las andadas. Entre todos se morirá. O lo matarán, seguro. Pero que no den más dinero público. Eso no es de recibo. No lo veo bien. No está la magdalena para ir dándole a la aguja. 
El señor don importante aparece con una pancarta en la mano en la foto del periódico. Si hubieran pedido vino, o Bombays, a lo mejor hubiera ido. Aunque como la cosa siga como va, nos quedamos así. Más secos  que el Mar Muerto. Pues eso, hermanitas, ayuda. 

Un día especial.


Si lo dicen los Negativos, hay que hacer caso siempre. Aunque te pille entre la 30 y la 35. Que no quiere decir la 32,5, que quede claro. 

La espalda y el cristal.

Que si. Que se está poniendo la cosa bien. ¿Por qué no un gobierno de concentración en el que se retraten todos? Dicen la Constitución y la Biblia que todos somos iguales, pero no sé de ningún camarero con contrato blindado. Pues eso. Todos retratados. Por falsos. 



6 meses sin Bernie Mac

- Yo nunca he estado en Amsterdam.
- Creo que las alemanas están muy buenas. 

              Ocean's Twelve, porque siempre nos quedará David Holmes
              Y siempre hay alguien haciéndose la manicura. 6 meses sin